Por un lado, los 760.000 euros de la indemnización saldrá de “sobrantes de diferentes proyectos y de restos de préstamos” y los intereses hasta los 924.315 euros, saldrán de la partida que tiene el Ayuntamiento para el pago de asuntos judiciales. Así lo presentarán este jueves en el pleno como modificación de crédito para su aprobación.

En este sentido, Serrano considera que todo esto es el resultado de la incapacidad del Gobierno municipal anterior y ha querido poner de relieve como el equipo de Gobierno actual ha conseguido, mediante un recurso, que los intereses sean menores a los exigidos por parte de la empresa en un principio.

Respecto a la aprobación en el pleno de la modificación de crédito que haga posible el pago de esta indemnización, ha confiado que el sea consecuente con sus decisiones ya que bajo su gobierno fue cuando se pactó en 2015 el pago a la empresa por los trabajos realizados antes de que la obra fuera parada. Serrano ha afirmado que si votan en contra “no dejarían cerrar algo que han abierto ellos”, y confía en que “harán lo mínimo posible para poder arreglar la situación”.

Además, ha recordado el proyecto para recuperar este entorno “para los vecinos y para la ciudad” que tiene previsto el equipo de Gobierno. Aunque no se ha atrevido a dar una fecha para que se haga efectivo, Serrano ha manifestado que los entorno a 300.000 euros de coste previsto en un principio el proyecto en el que se ha tenido en cuenta las propuestas de vecinos y diversos colectivos, se ha elevado a más de un millón a consecuencia de esta resolución judicial. Y es que, para Serrano, “una vez más la ciudadanía va a pagar la incapacidad de los gobernantes anteriores”.