García-Page, que ha asistido a la firma del acuerdo entre la empresa (CRIA) y —empresa norteamericana del ámbito aeronáutico—, se ha congratulado de que la infraestructura tenga futuro y la posibilidad de crear “cientos de puestos de trabajo” durante la próxima legislatura en sectores estratégicos.

Para llegar a esta situación, Emiliano García-Page ha querido poner en valor la “acertada” intervención judicial para que el proyecto no se perdiera y finalmente llegue a ser una realidad, una intervención en la que ha hecho especial hincapié, “ahora que hay quien cuestiona a los tribunales y al Estado de derecho”, pero que demuestra que se puede confiar en el sistema judicial español, “que es muy garantista” y que invierte “mucho tiempo y dinero” para que un inocente “no entre en la cárcel”.

Por otra parte, se ha referido a la “inteligencia” de los promotores del aeropuerto al mantenerse siempre firmes frente a las adversidades y tener un proyecto claro de negocio del que, no obstante, no descartan ninguna opción bien sea aviación comercial, de mercancías, taller o usos tecnológicos.

Por su parte, la alcaldesa de Ciudad Real, , ha puesto el acento en que esta primera empresa “será un imán para que este centro industrial y logístico, con un proyecto serio y riguroso, de gente que sabe, este aeropuerto sea una éxito”, por lo que se ha puesto a disposición de Skydweller para trabajar y facilitar la puesta en marcha del proyecto.

FABRICACIÓN DE AERONAVES

Skydweller pretende llevar a cabo la industrialización de un proyecto de fabricación de aeronaves en el aeropuerto de Ciudad Real a través de este contrato a 25 años en el que, ha indicado el consejero de la empresa norteamericana, , al cabo de unos 20 meses se conseguirá producción en serie de aviones, con una inversión inicial de 5 millones de euros en los seis primeros meses que en 5 años se ampliarán a 40 millones.

Por parte de CRIA se ponen a disposición de la empresa americana las infraestructuras iniciales necesarias para la industrialización y elementos técnicos de las operaciones como hangares, oficinas o calles de rodaje, así como una aportación financiera al proyecto que convierte a CRIA en socio de la empresa americana.

Se estima que los trabajos de validación tecnológica comenzarán este mismo verano y que la fabricación en serie empezará en dieciocho meses y, según el presidente de CRIA, , se trata de un acuerdo estratégico porque permite la incorporación de tecnología puntera en áreas como robótica, aeronáutica, informática o tecnología aeroespacial.

Además se prevé la creación de unos 40 empleos en los primeros doce meses, casi en exclusiva para ingenieros especializados en aeronáutica, materiales, comunicaciones, inteligencia artificial, robótica y propulsión, que podrían llegar al centenar.

A la firma de este acuerdo han asistido también el presidente de la Diputación, , así como la alcaldesa de , Mayte Fernández, y la consejera de Economía, Empresas y Empleo, .