“Yo creo que como sigamos con este camino y con este tipo de comentarios en general, vamos a terminar desafectando a la mayoría de la ciudadanía de la política”, ha lamentado Page, en declaraciones a la Sexta, recogidas por .

Así ha respondido cuando se le ha preguntado por las declaraciones de Armengol, que apuesta por intentar formar gobierno “con todos” si el PP fracasa, y de Iceta, que cree que, en ese caso, el PSOE no podría quedarse cruzado de brazos, y se le ha planteado si él es partidario de intentar un acuerdo con Podemos que incluya el apoyo de los independentistas.

“Hay que ser coherentes y el PSOE y su secretario general, yo confío en ello, van a ser coherentes con lo que han dicho en campaña, con lo que dijo el 20 de diciembre y con lo que aprobamos en el ”, ha afirmado, para después subrayar que el PSOE “por supuesto” es “aceite y agua con el PP” y lo que quiere es el , pero “eso no puede pasar por los que quieren romper España”.

Y, dicho esto, ha lanzado otra advertencia a su partido: “Esto no lo vamos a discutir tantas veces como para que terminemos fracturando el PSOE. Hay que tener cuidado, una cosa es estirar el chicle, otra cosa es retorcer la realidad y otra cosa muy distinta es tomar responsabilidad”.

El también líder de los socialistas en su comunidad ha recalcado que es bueno “hablar con todos”, también con los independentistas, pero “una cosa es hablar y otra es depender de ellos, por activa o por pasiva”.

Page ha recalcado que el PSOE ya superó este debate y ha defendido que “a estas alturas a la gente hay que hablarle con mucha claridad”. A su juicio, salirse de la coherencia es malo, ya sea para ayudar “de mala manera al PP” o para apoyarse “filibusteramente” en quienes ya se descaró poder llegar a acuerdos.

ES “EVIDENTE” QUE EL PSOE ESTÁ “EN LA OPOSICIÓN”

A su juicio, es “evidente” que el PSOE “tiene que estar en la oposición” y “tiene que ser la alternativa al PP”. Es más, ha recalcado que “no se trata sólo de estar en la oposición, sino de ocupar el papel preponderante, de llevar delantera en la iniciativa y la alternativa al PP”.

Por eso, ha apuntado que el PSOE “lo que tiene que hacer es, de entrada, abordar este debate con más serenidad”, porque está viendo “cierto acoso” por parte de algunos dirigentes del PP que hace poco les “insultaban” y ahora hacen descansar en los socialistas la responsabilidad de no ir a terceras elecciones.

Así, ha recalcado que la iniciativa ahora le corresponde al presidente del Gobierno en funciones, pero no sólo para presentarse a la investidura, sino para “ofrecer soluciones”. Y esto, ha remachado, es lo que ha defendido el ex presidente del Gobierno .

Page ha afirmado que el PSOE “está demostrando una actitud ya de facilitar esa posible alternativa del PP, de no poner palos en las ruedas” y no echarse “al monte”, pero otra cosa, ha remachado, es aceptar ser “su muleta”.