En rueda de prensa desde , García-Page ha reparado en que este último paquete, correspondiente a 2019, repartirán 1.800 entre sanidad y educación, además de que contarán con 174 plazas específicas para personas con capacidades diferentes.

Con esta aprobación, ha aseverado que se conseguirá la “estabilidad y consolidación” de los servicios públicos, toda vez que Castilla-La Mancha es, según ha dicho, “la Comunidad Autónoma con menor número de interinos” en sus filas.