El presidente de Castilla-La Mancha, , ha criticado las enmiendas parciales al Proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma presentadas por el Grupo Parlamentario Popular, considerando que los “recortes” que a su juicio impusieron cuando gobernaban “no se debían sólo a la crisis económica, sino que realmente estaban encantados de recortarlo todo”.

Durante una rueda de prensa celebrada en Ciudad Real, García-Page ha indicado que ahora desde la oposición “siguen planteando recortes, los mismos que ya practicaron”.

“Ya sabemos qué futuro le puede esperar a esta tierra con responsables públicos que cuando gobernaron destrozaron todo pero no gobernando siguen proponiendo recortar. Yo es que creo que les gusta, y que lo disfrutan hasta unos niveles inconcebibles”, ha señalado, añadiendo que es “inconcebible que la oposición, en un momento de recuperación como el que vive España, siga planteando recortar”.

En este punto, ha dicho que en los próximos días desde su Gobierno van a ir “desgranando” los recortes que propone el PP, en aspectos como “tecnología sanitaria, educación, cultura o desarrollo rural”. “¿En qué cabeza cabe que incluso estando en la oposición se obsesionen con recortar, destrozar y acabar con los servicios públicos?”, se ha preguntado.

“NO ESTÁN A LA ALTURA DE SUS VOTANTES”

Sobre la misma línea, ha manifestado que los dirigentes del PP “no están a la altura de sus votantes”. “Si yo fuera votante del PP me causaría sonrojo ver cómo insultan al presidente. ¿Qué les pasa? Yo no tengo la culpa de que Tirado pueda ser su candidato, ni de trabajar mucho más en una semana de lo que trabajó su Gobierno en dos años”.

En opinión del presidente autonómico, en el PP “por supuesto que están nerviosos”, lo que achaca a que “no les deben ir bien las cosas”.

“Pero volver a la estrategia de la historia del insulto no les va a ayudar a salir de su estado de nervios. A estas alturas, es evidente que en esta tierra nadie les espera”, ha zanjado.