Por este motivo, García-Page, que ha cerrado el acto su participación en homenaje a todas las corporaciones democráticas de la Diputación de Ciudad Real, ha incidido en la importancia de celebrar el 40 aniversario de la Constitución, en la que se recoge también el papel de las diputaciones.

Unas instituciones que, tras defender la importancia de la política municipal por la que ha estimado que deberían pasar todos los que representantes institucionales, ha puesto en valor frente a los ataques de quienes quisieron eliminarlas responsabilizándolas de la crisis.

“No solo no fueron culpables sino que son las primeras que se pusieron al día cuando hubo que apretarse el cinturón, tienen dinero que no se pueden gastar y especialmente buena es la situación económica de la de Ciudad Real, que es de las más saneadas de España”, ha indicado.

Asimismo, se ha referido al papel de las provincias para consolidar la democracia sobre la base de su identidad a través de las autonomías y se ha planteado que habría pasado si no se hubieran acercado los servicios a todos los ciudadanos y solo se hubiera hecho en Cataluña o País Vasco, recordando la importancia de la cohesión territorial.

“Estamos celebrando 125 años del palacio y dentro de poco 200 de las provincias y las instituciones que las gobiernan, algo muy importante si se tiene en cuenta que hay países que tienen menos historia que libertad o independencia que otros países”, ha concluido.