El veterano matador Pedro Velázquez, natural de Almadén, visitó el pasado sábado la Peña Taurina “” de , a la que ha donado una serie de fotografías e imágenes, libros y documentos taurinos que hasta ahora formaban parte de los fondos del museo taurino que este torero tiene en su localidad de residencia actual, Agudo. Pero además, como piezas más destacables de esta donación, se encuentra la cabeza de un toro perteneciente a la mítica ganadería de Miura lidiado en Sevilla en el año 1898, y uno de sus antiguos trajes de luces.

El torero fue recibido por Iluminado Ureña, presidente de la Peña Taurina “Curro Romero”, Luís Maldonado, alcalde de Almagro, y Francisco Barba, presidente de la Plaza de Toros almagreña, además de por un nutrido grupo de aficionados y socios de la peña.

Pedro Velázquez, que se mostró en todo momento dialogante y distendido con todos los asistentes, recibió sendos regalos de manos de Luís Maldonado e Iluminado Ureña, y narró viejos recuerdos de su única comparecencia en Almagro el 5 de junio de 1958, una novillada en la que actuó mano a mano con José Ruiz ‘Joselete’: “Recuerdo que uno de mis novillos, que era de José Escolar, cogió a mi banderillo “El Rizos”, y lo tuvo toda una temporada escayolado del cuello para abajo”, narró Pedro Velázquez. En su intervención, Maldonado destacó “la generosidad de este torero al que recibimos con todo el cariño del mundo y a quien agradecemos sinceramente que quiera tener estos objetos expuestos en Almagro, donde serán cuidados con especial empeño”, según las propias palabras del alcalde, quien ratificó la decidida intención de ayudar a la creación de un museo taurino en la Plaza de Toros, una vez sean llevadas a cabo las obras de reforma necesarias en el recinto. Por su parte, Iluminado Ureña aportó datos biográficos de este entrañable hombre y carismático torero que ha pasado a ocupar un lugar privilegiado en el sentir de los aficionados almagreños.