La propietaria de la vivienda relató a la Policía que se encontraba en el interior de su domicilio y se asomó por la ventana de la cocina tras escuchar ruidos, viendo a dos desconocidos que habían saltado al patio interior y estaban intentado forzar la puerta de entrada. Al verse sorprendidos, ambos varones emprendieron la huída a pie, ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

En el segundo de los hechos, los ladrones lograron acceder al interior de otra vivienda forzando una ventana, sustrayendo diverso material fotográfico que, posteriormente, vendieron en una casa de compra-venta de objetos de segunda mano.

Tras las investigaciones policiales, se logró comprobar que ambos hechos fueron cometidos por los mismos individuos, los cuales fueron identificados también como presuntos autores en la tentativa de un robo con fuerza en un vehículo, forzando la puerta del conductor pero sin alcanzar su objetivo.

A raíz de la identificación de los presuntos autores de los tres hechos delictivos, fue establecido un dispositivo de localización que culminó con la detención y puesta a disposición de ambos, lográndose recuperar parte del material fotográfico sustraído.