En el juicio, que ha quedado visto para sentencia y se ha celebrado a puerta cerrada, el fiscal también ha pedido una orden de alejamiento por 14 años y una indemnización de 2.250 euros por las lesiones que sufrió la joven durante la agresión.

Por su parte, el abogado de la defensa ha pedido la libre absolución por considerar que el acto entre ambos, que habían mantenido una relación tres años atrás, había sido consentido.

Según ha destacado ante los medios la abogada de la víctima, , los forenses han confirmado la “total credibilidad y verisimilitud” de la declaración de su patrocinada, que siempre, ha recalcado, mantuvo la misma versión de su negativa total a mantener relaciones sexuales.

Los hechos ocurrieron cuando el hombre, de 30 años, natural de , que había acudido a Almadén a una fiesta en la noche del 2 de septiembre de 2011, coincidió con la chica.

Según recogía el escrito de acusaciones, en un momento dado, durante la fiesta, que se celebraba en un garaje, se la llevó a una habitación contigua, y después de agarrarla fuertemente consumó la agresión.