Unos hechos que, según el escrito de acusación recogido por Europa Press, se remontan a octubre de 2003 cuando J.M.L., uno de los dos acusados, como apoderado de Industriopolis S.L realizó un contrato de compraventa con los denunciantes, R.V.G y V.V.G, de varias naves situadas en el paraje de Cinco Peñas y El Camino de los Pocicos de la localidad de Valdepeñas.

Según recoge el escrito, se estipuló como precio la cantidad de 102.172 euros por cada una de las naves adquiridas así como que al tiempo de la firma del contrato la parte compradora abonaría, como cantidad anticipada a cuenta del precio, y para ser invertidos en la construcción de estas las cantidades de 36.000 euros, 20.000 euros y 24.000 euros. El último pago se verificó en el mes de febrero del año 2005.

Un mes en el que entra en escena el otro acusado, J.R.N.G, como socio del primero. Ambos, conocedores de la operación, y actuando “presididos en su obrar por el ánimo de obtener un inmediato e ilícito beneficio patrimonial” con fecha de abril de 2005 enajenaron las referidas naves industriales a la entidad , pasando ésta a ser la titular registral de ambas fincas. A su vez los acusados firmaron sendos contratos de arrendamiento con opción a compra de las naves a través de otras de sus empresas.

Además de la pena de prisión para ambos acusados, la Fiscalía ha solicitado una indemnización de 80.000 euros para los denunciantes y ha pedido el sobreseimiento provisional de varios imputados.