Tal y como ha explicado Melchor, “llegado este momento, nos gusta cuando va a empezar el colegio que estén todos los colegios a punto de revista y con el resto de las instalaciones como la piscina igual”. A partir del 2 de octubre comenzarán los cursos de natación para adultos y niños y todas las demás actividades en el recinto cubierto.

Melchor ha dicho que “había que hacer algunas remodelaciones” en la línea de lo que se está realizando en el resto del pueblo. “Le hemos dado mayor accesibilidad para todos los usuarios, haciéndola completamente adaptada para todas las personas de Alcázar que quieran asistir”.

El Ayuntamiento ha instalado un elevador que podrá distribuir a las personas desde el vestíbulo hasta la primera o segunda planta. También se han hecho modificaciones en los aseos o vestuarios, para garantizar que hay ducha o servicio adaptado y además un vestuario nuevo. “No queremos poner ninguna limitación o freno”, ha destacado la primera edil.

“Queremos trabajar en esta línea de hacer la ciudad más accesible en todas las instalaciones municipales”, ha explicado. Respecto a uno de los barrios cercanos, el de Santa María, cuya propuesta en los presupuestos participativos era la de dotar de mayor accesibilidad a su entorno, Melchor ha destacado que “al igual que con la piscina, se hará con el resto de lugares hasta que consigamos hacer más accesible la ciudad. En el barrio de Santa María hay mucha población mayor y para ellos es muy importante”, ha defendido Melchor.

“Por accidente, nacimiento o enfermedad, las personas que tienen discapacidad que les impide andar con normalidad por la ciudad son nuestra preocupación. En los dos últimos años, hemos sido capaces de reducir los resaltos de muchas aceras, hemos puesto pasos elevados y vamos a seguir en la misma línea con el trabajo de la mesa de accesibilidad, con la que coordinamos todas las propuestas”, ha concluido Melchor.