Bremard ha señalado que se ha llevado a cabo este Plan territorial de Emergencias debido a que “han ocurrido algunas catástrofes en algunos municipios”, y teniendo este tipo de planes “el municipio en sí está mucho más preparado para actuar ante cualquier eventualidad y catástrofe que pueda suceder”.

El plan define las acciones que tiene que llevar a cabo el Ayuntamiento y los medios que éste tiene en coordinación con los de Castilla-La Mancha y los estatales si se diese alguna circunstancia. Además, establece los medios de actuación por prioridades y los recursos que van a intervenir. “Con este plan, respondemos a todas las emergencias derivadas de cualquier circunstancia que se pueda dar, coordinar los apoyos de otras administraciones públicas de la Junta y también a nivel estatal”.

El plan implica a todas las empresas y entidades privadas que forman parte del municipio para que la coordinación sea total y absoluta y “tenga una mejor y más rápida respuesta, al igual que más efectiva”, tal y como ha explicado Bremard.

En Alcázar, tal y como ha defendido la concejala, “tenemos tres riesgos, el de inundaciones, el químico y de transporte de mercancías peligrosas, porque tenemos tanto carretera como ferrocarril”, y ahora ya se ha solicitado una subvención para el plan de inundaciones.

En la elaboración de este plan se ha hecho un análisis completo del municipio, tanto en accesibilidad como en población, patrimonio, infraestructuras, clima y población. En cuanto a la identificación de los riesgos, hay varias tipologías: naturales (para inundaciones), atrópicos, tecnológicos y otros. Además, “tenemos los aspectos del análisis efectuado para llevar a cabo este plan, un documento muy riguroso, técnico y complicado con descripción y análisis del riesgo, la zonificación del riesgo, los análisis de las consecuencias, las medidas preventivas y la intervención”, ha explicado Bremard.

En cuanto a todos estos estudios que se han llevado a cabo, la tabla resumen son inundaciones por lluvia en muy alto, los riesgos antrópicos por ferrocarril y el riesgo químico. Los demás riesgos que también se evalúan, como de incendios forestales, no tienen implicación en esta población. En lo que se refiere a la estructura que viene determinada en coordinación con el Plan Territorial de Emergencia de Castilla-La Mancha (PLATECAM).

A lo largo de la elaboración del plan se ha pedido colaboración a Bomberos, , Guardia Civil Policía Local, y “todos los servicios que van a tener una actuación en el plan”. En cuanto a la implantación, ahora se llevará a cabo la difusión, la formación de las personas que van a tener que actuar y la información a la población en general a través de asociaciones y colegios son cruciales, ha informado Bremard.