Ya en julio del pasado año se puso la primera piedra de la planta Manchasol I, infraestructura que en la actualidad se encuentra en pleno desarrollo de las obras de las terrazas de los cuatro sectores en que se divide la planta.

Precisamente, en una de ellas se han iniciado ya los pilotajes y el montaje de las estructuras que servirán de base para la instalación de las parábolas que contienen los espejos y los tubos por donde discurre el aceite que va calentando el sol.

Al mismo tiempo se está ejecutando la isla de potencia donde se encontrará el almacenamiento de sales y las turbinas, así como la nave de montaje de los colectores y la subestación eléctrica.

Con este proyecto, el Grupo ACS realiza una inversión superior a los 500 millones de euros para construir dos plantas termosolares de 50 Mw de potencia cada una y que darán empleo a más de 800 personas en la fase de construcción y a cerca de un centenar en la de operación y mantenimiento.

El proyecto se complementa con un completo programa de desarrollo económico acordado con el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan que incluye proyectos de I+D+I, medioambientales e industriales que permitirán la creación de otros 60 puestos de trabajo, todo ello enmarcado en el acuerdo de colaboración que firmó el presidente Barreda en abril de 2008 para favorecer la industria competitiva en Castilla-La Mancha, basada en el conocimiento y la innovación como motor de las energías renovables y un desarrollo sostenible.