Según ha avanzado el concejal de Urbanismo, , en declaraciones a Europa Press, “ha sido un trabajo tres veces mayor del que el Consistorio pensaba”, pues en un principio que se se trataba de picar y pintar, pero al iniciarse los trabajos “se han venido abajo muchas de las planchas de años y años.

“La dirección de obras decidió que era un buen momento para encontrar la parte más básica del coso, además que hemos visto que a los vecinos le han gustado encontrar esa parte más antigua de la plaza”, ha destacado.

Con esta afirmación, Lillo se ha referido que al picar para pintar, se han encontrado zonas de la fachada original que formaba casetones, y se ha decidido que el arreglo sea conforme a esta estructura que ha salido a la luz. Una intervención mayor a la que un principio se preveía por lo que ha sido necesaria la realización de un segundo proyecto. “Ya sabiendo lo más cercano a la realidad del proyecto final, ya que el presupuesto se ha agotado a falta de los dos últimos paños”, ha precisado.

Tras asegurar que ya se ha dado la orden de hacer el proyecto, Lillo prevé que para el verano podría comenzar esa segunda fase, cosa que el concejal ha asegurado no afectaría a los posibles festejos que estén programados en el coso para esta época.

“Es más, se ha mejorado la seguridad ya que las salidas de los vomitorios que se encontraban en una situación muy mala, esas ya están arregladas, por lo demás, como se trata de una actuación en la fachada se adecentaría lo más posible para la celebración y después se podría continuar con el arreglo”, ha dicho.

VEHÍCULOS MUNICIPALES DEL GUARDAPASOS

Por otro lado, Lillo ha anunciado que ya se han dado los primeros pasos para dar salida a los vehículos municipales que estaban en el guardapasos, un proyecto, que ha adelantado que ya está prácticamente acabado.

Precisamente, ha explicado que van a tener una reunión con Educación para ver la posibilidad de que en el solar del antiguo colegio Ciudad Jardín se pudiera hacer la modificación de la finalidad “educacional a dotacional”, y poder usarlo para guardar estos vehículos, con independencia de que Educación quiera darle un sentido más educacional al propio edificio del colegio”.

Luego de asegurar que su Concejalía tiene muchos proyectos en marcha, ha dicho hay dos retos principales. El primero de ellos se trata del proyecto ascensor del Parking de la Plaza Mayor, que en palabras de Lillo se trata de un compromiso personal. “No puedo tolerar que sea el único parking de España que no tenga ascensor, estando además al lado del Ayuntamiento de Ciudad Real.

El proyecto del Arco del es el segundo de estos compromisos que, en palabras de Lillo, está prácticamente acabado, a falta de incluir aquellas sugerencias recibidas en el periodo de participación ciudadana. Entre estas se encuentran la de poner a la vista el tramo de muralla que ahora mismo está tapada, o algo de cartelería explicativa de lo que se encontró cuando se escavó y también avanzar la zona peatonal del Arco por la zona del Pasaje de Lanzarote, así como plantear un parking para la zona del .

Unas obras, que si todo va como hasta ahora, ha explicado el concejal, podrían iniciarse este verano. “En todo caso, tengo el compromiso de que esté todo terminado antes de que acabe la legislatura”, ha concluido.