El Ayuntamiento tuvo un superávit de 9,4 millones de euros del Presupuesto del año pasado. De esa cantidad, se pueden dedicar a inversiones financieramente sostenibles aplicando la proyección del superávit del año que viene 7.938.441 euros y para la amortización de préstamos se debería destinar 115.005, 86 euros, ha informado el Consistorio en nota de prensa.

Así, en el pleno se han aprobado la propuesta de alcaldía sobre la aplicación de este superávit por importe de 3,9 millones de euros, y los expedientes de modificación de créditos para poder llevarlos a cabo. La propuesta ha sido aprobada con el voto a favor de PSOE y Ganemos y la abstención de PP, Ciudadanos y el concejal no adscrito.

A estas cantidades hay que sumar la financiación que se aportará para algunos de los proyectos, por parte de la Diputación Provincial de Ciudad Real y de los que supondrán una inversión en la ciudad de 4.896.687 euros.

El pleno también ha servido para que se haga entrega a los concejales que han formado parte de esta la estatuilla de Alfonso X el sabio, fundador de la ciudad, por parte de la alcaldesa, .

Una emotiva entrega por los concejales que no continuarán en la que la alcaldesa, Pilar Zamora, agradecía a los concejales que no seguirán en el Ayuntamiento. “A algunos les vamos a echar muchos de menos. Todos hemos tenido una vocación de servicio público en este trabajo, y no seremos iguales después de haber sido concejales de este Ayuntamiento, y todos lo hemos hecho con una vocación de servicio”.

Por eso ha pedido disculpas si en la dirección de los plenos había habido alguna cuestión controvertida. “Sólo me ha movido que los ciudadanos vean cómo trabajamos por ellos”, ha dicho, además, ha transmitido el reconocimiento y agradecimiento a la prensa “por trasladar a todos los vecinos el trabajo que hacemos”.

Por último, ha agradecido el trabajo que han desarrollado en estos años los trabajadores municipales “porque sin ellos no hubiéramos podido hacer nada en este tiempo”.

“A los que vamos a seguir en la corporación, seguiremos trabajando —ha afirmado Zamora— y a quienes lo dejan, desearles toda la suerte del mundo, que disfruten y que sigan trabajando por los demás, donde tengan que hacerlo”.