La actuación policial se inició a raíz de una llamada a la Policía Nacional a través del 091 en la que se alertaba de la presencia de un varón sospechoso en la calle Morería, por lo que varios vehículos policiales se dirigieron inmediatamente al lugar, coordinándose un operativo para su localización.

El varón que fue detectado en la vía pública se encontraba muy próximo a un establecimiento que tenía la puerta metálica y la puerta de cristal forzadas y estaba, al parecer, realizando labores de vigilancia. En el interior del establecimiento había una persona encapuchada que también fue detenida, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

A ambos se les intervinieron un pico de hierro, una lima, varias herramientas, un gorro, dos guantes, dos huchas y 378 euros en efectivo. Se procedió a la detención de ambas personas, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en establecimiento.