, miembro de la candidatura del de Ciudad Real, ha anunciado que Paco Cañizares bajará los impuestos a los vecinos de Ciudad Real “y frenará la política de freír a impuestos a los ciudadanos que ha implantado el PSOE”.

En rueda de prensa, Poveda ha hablado de una auténtica “revolución fiscal frente a la involución de estos últimos cuatro años”. Como primer punto, y de cara a fomentar la implantación de nuevas empresas en la capital y crear empleo, ha destacado que se eliminará inmediatamente el IBI diferenciado para las empresas.

Además, y con el objetivo de que las familias tengan más dinero en sus bolsillos, ha anunciado que Paco Cañizares se compromete a bajar progresivamente el IBI y a solicitar al Catastro una revisión de los valores con el fin de ajustarlos a la realidad.

También se planteará un nuevo modelo de bonificación del IBI para las familias numerosas pasando de un modelo de bonificación basado en la suma de bases liquidables a un modelo en el que únicamente se tendrá en cuenta el número de hijos, llegando a una bonificación máxima del 90%. Además, se crearán líneas especiales de bonificación en el IBI para familias monoparentales y con familiares a cargo con una discapacidad mayor del 50%.

Por otro lado, se rebajará el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, se bonificará el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica para familias numerosas y se ampliará la bonificación a los vehículos con combustible GLP.

Al hilo de esta cuestión, Miguel Ángel Poveda ha indicado que se impulsará un Sistema Especial de Pago que permita pagar a plazos, sin intereses y de forma conjunta los impuestos de IBI, vehículos y basura aplicando una bonificación, una medida de fraccionamiento que ya implantó el PP cuando tuvo responsabilidades de gobierno.

Poveda ha recordado que dado que a los socialistas solo le interesa la recaudación desmedida y no una correcta planificación fiscal, no se ha producido el debate de ordenanzas fiscales para el 2019 y, además, se ha escondido el recibo del IBI gasta después de las elecciones, de forma que el recibo no lo pondrán al cobro hasta el 4 de junio.