El portavoz del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Alcázar de , Diego Ortega, ha acusado a la alcaldesa socialista de discriminar a los enfermos de salud mental.

En una rueda de prensa ofrecida en Alcázar de San Juan, ha indicado que “la mejor forma que tiene el PSOE de retomar las obras de la residencia de salud mental en Alcázar es haber votado en su contra” y ha recordado que es la tercera enmienda del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha para que se retomen estas obras, la primera enmienda fue presentada de cara a los presupuestos de 2016 en las Cortes y rechazada por el y la segunda, ya con el pacto con Podemos, fue rechazada por el PSOE en agosto de 2017. Ahora se presenta la tercera enmienda y el PP vuelve a insistir en la necesidad de reiniciar unas obras muy necesarias para Alcázar de San Juan.

Al hilo de esta cuestión, Ortega ha recordado que, este miércoles, se ha celebrado una reunión entre el secretario general del PP en Castilla-La Mancha, , con los representantes de la para conocer de primera mano esas necesidades y reivindicaciones, Ambas partes han coincidido en la necesidad de retomar las obras de la residencia y, desde el PP, se ha vuelto a trasladar a los representantes de que cuentan con el apoyo y el compromiso del PP y que se ha plasmado en las enmiendas presentadas durante tres años consecutivos.

Ortega ha destacado que el reinicio de las obras fue un compromiso adquirido por el PP de Castilla-La Mancha para retomar las obras de la residencia de salud mental a partir del año 2015. Después de realizar este anuncio, el PSOE entró en el Gobierno, pese a haber perdido las elecciones, gracias a Podemos y las obras se paralizaron. Desde el PP, se han atendido las necesidades de las familias y, por eso, se han presentado hasta tres mociones en el Ayuntamiento. La primera de ellas fue presentada en febrero de 2016 con las abstención del PSOE; meses más tarde, en septiembre de 2016, se volvió a presentar una moción para el reinicio de las obras atendiendo también a ese programa asertivo comunitario, absteniéndose de nuevo el PSOE; la última fue presentada por el PP en agosto de 2017 destinada a la dotación económica del equipamiento y ofreciendo diferentes fórmulas de financiación, pero el PSOE votó en contra.

“Este es el interés partidista que muestra la señora Melchor por la salud mental, no apoyando e incluso votando en contra para reiniciar las obras de salud mental”, ha aseverado Ortega. Está convencido de que “está más interesada en no enfrentarse al señor Page, que un día dice una cosa y al día siguiente dice lo contrario, que en defender los intereses de los que más lo necesitan”.