Un cambio de gobierno que pedían los ciudadanos, en opinión de Cañizares, que se ha visto frustrado por intereses ajenos a la ciudad. Y es que para el ya concejal del PP Ciudad Real va a experimentar “en sus carnes” la toma de decisiones que no son lo mejor para la ciudad sino que responderán a intereses por encima de los límites de la capital de provincia.

Tras felicitar a “las alcaldesas” ha mostrado su intención de, junto a su grupo político, presentar una oposición “firme pero leal para que la ciudad recupere un pulso que tiene perdido”.