El diputado provincial Joaquín Cuevas, acompañado por los concejales y José Luís Duque, se ha hecho eco de las denuncias realizadas por el Grupo Municipal Popular de Solana del Pino sobre el “trato de favor” y las “irregularidades” en la gestión de la alcaldesa del municipio, .

Es nula, según el Grupo Popular, la información facilitada a la oposición por parte de una alcaldesa que gestiona el Ayuntamiento “con opacidad” y como si de su feudo se tratara, prueba de ello es que un día sí y otro también pretende recusar frente a Administraciones Públicas de la JCCM al secretario del Ayuntamiento por el mero hecho de no compartir sus puntos de vista. El PP está convencido de que a la alcaldesa “no le interesa” tener funcionarios imparciales en el cometido de sus funciones sino sólo a aquellos que “alientan” las pretensiones de una persona que maneja el Ayuntamiento como su propio “cortijo”. Esta forma de actuar arbitraria se puso de manifiesto con el Plan de Empleo de 2011. La alcaldesa alteró el orden de la bolsa de trabajo y colocó a su antojo a aquellos que debían estar antes o después en la lista. Cree el Grupo Popular que la alcaldesa parece desconocer que detrás de cada desempleado hay una tragedia familiar, por lo que considera “indigno” que la “codicia política” de esta mujer favorezca a unos y perjudique a otros por el mero hecho de tener una afiliación política diferente a la suya.

Por otro lado, y además de la organización de un taller profesional del Plan de Empleo como “acicate político”, el equipo de Gobierno ha cometido irregularidades en la adjudicación de unas obras de los planes hidráulicos. Se han subvencionado obras sin estar aprobadas y firmadas por valor de 120.000 euros, adjudicándoselas a la empresa que más interesa.

Sin embargo, lo más grave ha ocurrido recientemente con el contrato de arrendamiento para la instalación de un servidor de telefonía móvil e internet en la parcela denominada “Fuente vieja”, una cuestión que se aprobó en Pleno pese al voto en contra del PP.

El equipo está instalado y funcionando pero el Grupo Popular asegura desconocer la solicitud y la memoria de la compañía para la concesión de la licencia, así como la autorización de la Delegación Provincial de Medioambiente. El PP ha constatado que se trata de una zona de Conservación de la naturaleza por ser ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) y LIC (Lugar de Importancia Comunitaria), por lo que es preciso una evaluación de impacto ambiental que no existe. El Grupo Popular va a denunciar la situación ante el Seprona para que se consideren nulas de pleno derecho las autorizaciones o licencias concedidas desviándose o prescindiendo del procedimiento establecido por Ley.

“Esto demuestra”, concluye el PP, “que todas las actuaciones políticas que se llevan a cabo en el Ayuntamiento de Solana del Pino pretende ser soterradas con la falta de información por parte de la alcaldesa”.