Así se ha expresado en una rueda de prensa en la que ha ahondado en esta situación afirmando que la Junta “tiene que defender los intereses de los trabajadores, así como mantener unas ambulancias dignas y de calidad”, según ha informado el PP en nota de prensa.

Leopoldo Sierra ha señalado que “actualmente hay unas ambulancias en la provincia en un estado vergonzoso, que no disponen de aire acondicionado ni de calefacción en la mayoría de ellas. Una situación lamentable donde la Junta tiene que intervenir ya que son los pacientes y los usuarios los que no reciben un servicio de calidad”.

El portavoz ‘popular’ ha indicado que ante la “precariedad de la situación” la empresa propuso varias soluciones pero “las licitaciones están para cumplirse y el Gobierno regional es el responsable máximo para que esto se lleve a cabo”.

Sierra se pregunta que hay una responsabilidad sobre esta situación y ni los pacientes ni los trabajadores son los responsables de ello y la Junta debe garantizar un buen servicio para los pacientes y salvaguardar los derechos de los trabajadores.

Leopoldo Sierra ha señalado que desde el Partido Popular “ya se denunció en su día que esta licitación no era la correcta, que había graves inconvenientes y por desgracia se han cumplido los pronósticos”.

450 TRABAJADORES AFECTADOS

Actualmente hay 450 trabajadores afectados por una situación que “no han buscado”, donde se encuentran con que “no cobran un Salario Mínimo Interprofesional y alguien debe hacerse responsable de esta situación”. Hay, ha concluido Sierra, una “mala licitación y una mala receptación y quien no son responsables son los trabajadores”.