Caballero ha destacado que esta ecovía se trata de un nuevo recurso de uso público puesto a disposición de los almagreños y visitantes, esencial para completar la actividad humana en su día a día, ofreciendo la posibilidad de pasear, caminar o hacer ejercicio en una vía verde limítrofe con el casco urbano y muy accesible y fácil de utilizar, según ha informado la Diputación en una nota de prensa.

Ha indicado además que esta obra ha sido posible gracias a la colaboración institucional y empresarial, dado que una parte importante del coste de esta obra lo ha aportado el Consorcio RSU, empresa pública que se encarga de la recogida de los residuos urbanos en el 85 por ciento de los municipios de la provincia.

Esta empresa a su vez presta una atención en cuanto a la responsabilidad social cooperativa, destinando una parte del beneficio “que en este caso no tiene, por ser una empresa pública, pero sí el compromiso de revertirlo en mejorar la ciudad”.

El presidente de la Diputación ha insistido en el acierto que se ha tenido a la hora de decidir que esta colaboración se destinara a una vía verde, complemento perfecto para una ciudad patrimonial como Almagro, para que ciudadanos y visitantes puedan disfrutar de un paseo tranquilo por el campo.

“Almagro es la puerta de entrada del turismo de nuestra provincia y este complemento va a contribuir a favorecer una industria principal como es la del turismo de interior, de patrimonio, de historia y de naturaleza”, ha comentado.

LA ECOVÍA

La ecovía tiene un recorrido de 2,75 kilómetros aproximadamente, y parte del camino de San Ildefonso, continúa por el camino de Borondillo y por el de la acequia del Pellejero. A partir de este punto, el usuario tiene dos opciones, bien continuar hasta la confluencia con la carretera de Granátula y , o puede seguir realizando un recorrido circular por la avenida de Música hasta el cruce con el camino del Santo.

La obra ha consistido en el asfaltado y adecuación de la ecovía, a la que se ha dotado además de la señalización en cada una de las entradas del recorrido. Se han colocando un total de 97 farolas con iluminación led, que permanecerán encendidas hasta las 2.00 horas, se han plantado árboles a lo largo de su recorrido, así como seis bancos y papeleras.

La inversión ha sido de 150.000 euros, de los cuales 100.000 han sido aportados por el RSU y 50.000 proceden de la Diputación, a través de una subvención nominativa. La obra ha sido ejecutada en el plazo de dos meses desde su adjudicación.

El alcalde, Daniel Reina, que ha estado acompañado de los concejales , y , ha explicado que la finalidad de la ecovía es dotar al municipio de una zona de esparcimiento con la que conseguir que la gente mayor, la gente joven, el deportista, los niños y quien lo desee, puedan disfrutar de un paraje natural acondicionado, iluminado para correr, andar o montar en bicicleta.

El presidente de RSU, Pedro Antonio Palomo, ha deseado que esta nueva infraestrucutra sea beneficiosa para Almagro y sus vecinos. Ha destacado igualmente la labor del Consorcio en materia de medido ambiente, recordando que este jueves, 17 de mayo, se celebra el Día Mundial del Reciclaje y también ha hecho un llamamiento por este día que este año se celebra en la India y que tiene como lema ‘Un planeta sin contaminación por el plástico’. Finalmente ha señalado el compromiso del Consorcio con la Eco-race que tendrá lugar el día 20 en Almagro.