La subdelegada y la alcaldesa de la localidad , acompañada de la portavoz del equipo de Gobierno Lorena García, han mantenido una reunión para tratar asuntos relativos a las próximas fiestas de Las Paces, una de las más tempranas del año, que se celebran el 23 de enero y siguientes días en honor a la patrona de la localidad la Virgen de la Paz. Esta fiesta que fue declarada de Interés Turístico Regional en 1994 tiene una tradición de más de cinco siglos de historia, siendo su seña de identidad el lanzamiento de cohetes. Una veintena de peñas coheteras lanzan más de 15.000 docenas durante su procesión, siendo el punto álgido la quema de 2.000 docenas de cohetes en pocos minutos en una traca final denominada «Operación 2000».

Cabe destacar que esta tradición no va reñida con la seguridad, puesto que se han adaptado de forma muy positiva a los cambios de normativa para este tipo de celebraciones que procuran las más estrictas medidas de seguridad, sin sobresaltos y conforme a los parámetros a los que obliga la ley. Así, el recorrido procesional y la pirotecnia se realiza bajo un estricto control y todos los participantes tienen que ajustarse a una serie de normas de obligado cumplimiento, como la realización de un curso homologado que los acredite como lanzadores o tiradores.

Se han tratado además otros asuntos relacionados con demandas urbanísticas que afectan a vecinos/as de la localidad con el fin de hallar la mejor solución que el Ayuntamiento pueda ofrecerles en relación a los mismos.