Tras recibirse el aviso de la Policía Local, se trasladaron al lugar Agentes de Policía Nacional adscritos a dicha Comisaría y tras comprobar las características del proyectil se procedió a activar el protocolo de seguridad correspondiente, acotando la zona y requiriendo la presencia de especialistas TEDAX-NRBQ (técnicos en desactivación de explosivos), ha informado la Policía en un comunicado.

Los especialistas comprobaron que se trataba de un proyectil en avanzado estado de deterioro, por lo que decidieron proceder a su destrucción en el lugar, dado el peligro que podía suponer su traslado y manipulación. Tras la explosión controlada y comprobada la destrucción total del proyectil se levantaron las medidas de seguridad.