Puig, cuyo último libro se centra en este fenómeno, define esa revolución emocional como la revolución de las personas que actúan teniendo en cuenta sus propias emociones y sus sentimientos, así como los ajenos. “Es una revolución absolutamente pacífica y tranquila, pero absolutamente positiva para su salud y la de su prójimo”, ha señalado la psicóloga, que colabora con entidades como el o el equipo del restaurante El Celler de Can Roca.

Puig se topó con esta revolución emocional en el mundo del vino gracias a su trabajo de documentación para ‘Tras las viñas’, el libro que editó junto a Josep Roca, sumiller de El Celler de Can Roca y en el que “bucearon por el alma de los vinos”, según ha informado Fenavin en nota de prensa.

“Hay elaboradores de vino cuya pasión responde a la necesidad de crear un legado; en otros nace el deseo de superar el pasado a través de la innovación; los hay que ven el futuro como una vuelta a los orígenes, recuperando antiguas formas de elaboración y también están aquellos que entienden su relación con la viña como una vuelta a la naturaleza, trabajando desde el respeto por el entorno, y todos ellos conforman una gran familia cuyo nexo común es su entrega en cuerpo y alma al mundo del vino”, ha recordado Puig.

Del mismo modo, la psicóloga ha afirmado que ese matiz emocional, aunque pueda parecer insólito, afecta también a los consumidores. “El sabor que percibimos de un vino es diferente dependiendo de para qué lo tomas, con quién lo tomas, qué ha sucedido antes, cómo te sientes anímicamente”.

Inma Puig ha confesado que, para ella, conocer Fenavin en su anterior edición supuso un antes y un después. “Me fascinó el entusiasmo de los organizadores, con Manuel Julià al frente, la cantidad ingente de bodegas que participan, la cordialidad de los asistentes, así como el gran conocimiento de todos ellos en lo que se refiere al mundo del vino. Así que amenazo con seguir asistiendo en las próximas ediciones”.

‘SALUD, VINO Y SOCIEDAD’

De otro lado, la programación de actividades de Fenavin 2019 estrena una nueva área de divulgación llamada ‘Salud, Vino y Sociedad’, en la que se incluirán tres mesas coordinadas por el cardiólogo ciudadrealeño , quien persigue con ellas, entre otros objetivos, dejar claro que “el valor nutricional de un buen vino va más allá del alcohol que contiene” y que “es imprescindible saber apreciar todo lo que nos aporta”.

En la mesa ‘Salud y vino’ persigue demostrar con evidencias científicas que el consumo de alcohol en cantidades adecuadas es saludable, y que incluso se ha demostrado que pequeñas dosis se asocian a una disminución en la incidencia de patologías como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

En esta mesa, que compartirá con el cardiólogo del , ; el jefe de Oncología Médica del Universitario de Ciudad Real-HGCR, ; la especialista en Aparato Digestivo del HGCR, y el especialista en Endocrinología y Nutrición del HGCR, .

El doctor Rayo persigue resaltar que “no es lo mismo la ingesta de alcohol procedente de un producto fermentado como el vino, que la de un destilado, donde, además, la cantidad de alcohol es mucho mayor y no es acompañado por otras moléculas, por ejemplo, con actividad antioxidante”.

Otro de los objetivos de Rayo es tratar de transmitir la cultura del consumo moderado de vino de buena calidad en la mesa, rodeados de amigos o familiares, frente a la moda de tomar ‘calimocho’ sin control en una plaza pública. En esta línea, ha resaltado la importancia de educar a los jóvenes, transmitiéndoles valores de lo “adecuado y saludable”, teniendo en cuenta, además, que el vino está incluido en la pirámide de la Dieta Mediterránea por su valor nutricional.

En cuanto a la mesa de ‘Nutrición y vino’, moderada por , especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del Sescam, en ella intervendrán el médico internista del y coordinador del reconocido estudio Predimed, ; el médico especialista en Reumatología y Medicina Familiar y Comunitaria, y presidente del consejo rector de la almazara ‘Torres de Medina’, de Torralba de Calatrava, y el psiquiatra del Hospital General Universitario de Ciudad Real y especialista en trastornos alimentarios, .

“En esta mesa queremos poner en valor que el vino no es solo alcohol, algo que quieren difundir determinados ‘lobbies’ que buscan detraer su valor como alimento”, ha dicho Rayo.

En esta línea, el doctor Rayo ha señalado que la proporción de alcohol en el vino es baja, ya que, en realidad es un zumo fermentado y tiene un destacado valor nutricional, con una reseñable cantidad de antioxidantes, además de ser un componente fundamental de la Dieta Mediterránea, “la única dieta que ha demostrado su influencia directa en la salud”.

Además de estas dos mesas centradas de las conexiones entre salud y vino, el doctor Rayo también es uno de los impulsores de otra mesa incluida en este nuevo área que es ‘Contra la España vacía II’, moderada por el exdelegado de Agricultura del , , con el periodista como ponente; el presidente del Grupo Montes Norte, y el exdirector del de Castilla-La Mancha, Lara.