El polémico alcalde del en de Calatrava, Cano, acaba de recibir un nuevo varapalo político al desestimar las Cortes de Castilla-La Mancha su petición de auditar las cuentas del Ayuntamiento correspondientes a los años 2007-2011.

Un no rotundo por parte de la Mesa de las Cortes Regionales, ya que hasta sus compañeros de partido político le negaron esa petición al no ajustarse a derecho y que en el fondo, tal y como señala el concejal del Grupo Socialista, , “el alcalde lo único que pretendía era manipular la realidad y utilizar cualquier estamento con fines políticos más que cuestionables”.

Tras este revés, y “dado que es muy proclive a la exhibición”, el edil del PSOE reta a Juan Antonio Callejas a que haga pública toda la documentación enviada a la Mesa de las Cortes de Castilla-La Mancha así como las respuestas recibidas, “a no ser que este silencio lo enmarque como una fechoría que no le interesa airear y filtrar o como un simple ejercicio de cobardía y despotismo como la que viene ejerciendo durante todo su mandato”.

No en vano, desde la oposición recuerda que el alcalde lleva más de tres años y medio lanzando falsas acusaciones de irregularidades a la anterior Corporación, y ahora varios meses callando la contestación que ha recibido por parte de las Cortes castellano-manchegas.

Desde el Grupo Municipal Socialista de Villamayor de Calatrava definen la situación de como “la del justiciero ajusticiado en su obsesión de pretender coaccionar y amordazar por todos los medios a la oposición sin lograr sus objetivos, por lo que ahora le toca explicar qué ha pasado con su ansiada y cacareada auditoria”, hechos por los que el PSOOE presentó una queja ante el Defensor del Pueblo.

En su día, los concejales del PSOE se comprometieron en Pleno a aprobar la auditoría que pidiera el alcalde ‘popular’ correspondiente a los años que permitiese la ley siempre y cuando se auditaran también sus tres años de mandato, ya que ni había aprobado los presupuestos ni había presentado las cuentas municipales, algo a lo que se negó.

A tenor de este currículum, Fernando Callejas manifiesta que la dirección provincial del Partido Popular con su presidente, , al frente, tiene un “serio problema” al mantener en su puesto a “un alcalde polémico y oscuro a más no poder y nefasto gestor” que se ha demostrado incapaz de aprobar unos presupuestos en tres años y medio y de haber presentado las cuentas municipales de los ejercicios 2011, 2012 y 2013 hace menos de una semana. “Quizá sea esta la transparencia que exigen a sus alcaldes en el PP”, ha concluido el edil socialista.