Adrián Fernández, viceportavoz del Grupo Popular de la Diputación Provincial de Ciudad Real, ha pedido al secretario general del PSOE y presidente de la , , que aclare si los diputados de la provincia van a votar a favor del “pacto de la ruina para España”, pacto rechazado por conocidos socialistas como , , o .

En rueda de prensa, ha señalado que, horas después de fracasar en su repetición electoral, pactaba con Iglesias pese a ser perjudicial para España y, este jueves, cortejaba a ERC y se olvidaba de la promesa de prohibir los referéndums ilegales.

Además, ha apuntado que Sánchez se ha gastado 200 millones de euros de todos los españoles para perder 800.000 votos (9.000 en la provincia de Ciudad Real), 3 escaños en el Congreso y la mayoría absoluta en el y ahora, después de tanto tiempo y dinero perdido, nos enfrentamos a un pacto de Pedro Sánchez con Podemos y todos los que quieren romper nuestro país.

Al hilo de esta cuestión, ha indicado que Sánchez no solo pacta con independentistas en ayuntamientos de Cataluña, sino que se alía con Podemos, un partido que siempre se ha manifestado a favor de un referéndum, que utiliza el término presos políticos para referirse a los líderes independentistas condenados por sedición en Cataluña y que ha propiciado que el Parlament apruebe una moción en favor de la autodeterminación.

Además, ha subrayado que las medidas económicas que plantea un futuro gobierno PSOE-Podemos ahondará aún más en la crisis que se ha instalado en España, dado que la creación de una banca pública, la subida de impuestos, las trabas para los autónomos y empresarios, la derogación de la reforma laboral y el aumento desmedido del déficit, gasto y deuda pública traerá serias consecuencias en la creación de empleo y el crecimiento económico.

Por todo ello, ha afirmado que los diputados socialistas de la provincia de Ciudad Real, los parlamentarios regionales, provinciales, alcaldes y concejales del PSOE serán cómplices de las “barbaridades” del gobierno de extrema izquierda en el país. Por ello, les ha pedido responsabilidad y que pongan los intereses del país por encima de los de su partido.

En otro orden de cosas, se ha referido a las declaraciones realizadas por la portavoz del y ministra de Educación al asegurar que la Constitución no avala la libre elección de colegio y, tras preguntarse si esas declaraciones son parte del acuerdo con los populistas, ha aclarado que ese derecho viene recogido en el artículo 27.3 de la Constitución.

Además, ha preguntado a Page y a José Manuel Caballero que aclaren si están con Celaá y si éste es el modelo del nuevo gobierno de izquierda radical “que habla de libertad pero la cercena cuando no se ajusta a su ideología”.

Al hilo de esta cuestión, ha dejado claro que el compromiso del PP con la defensa de los derechos de las familias a escoger la educación sus hijos, que es un derecho constitucional, es absoluto.

Además, ha afirmado que el PP liderará una oposición firme y constructiva desde el Congreso y también desde ayuntamientos y comunidades autónomas para evitar los posibles daños a la economía del tándem Sánchez-Iglesias y que estaremos a la altura de las circunstancias, anteponiendo siempre el interés general al partidista.