El secretario de Organización del PSOE en la provincia de Ciudad Real, José Manuel Bolaños, manifiesta que mientras el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha mejorado de forma notable el Sistema de Atención a la Dependencia “que Cospedal intentó arruinar”, el “continúa poniendo trabas económicas a los dependientes de nuestra provincia y de nuestra región”.

Lo manifiesta en base a lo que considera “un estrangulamiento económico del gobierno del PP a Castilla-La Mancha”, que pasa por una deuda de 350 millones de euros en materia de Dependencia, ya que “el no aporta el 40% al que está obligado por ley, lo que lleva al gobierno regional a aportar el 68% y a los familiares a hacer frente a un 16%”.

Frente a este “castigo”, el dirigente socialista ha apuntado a la buena gestión del Gobierno de García-Page, lo que ha permitido que los dependientes de la provincia de Ciudad Real hayan visto incrementadas las estancias en residencias un 20% y un 35% las estancias diurnas a lo largo del año 2017, además de haberse beneficiado de 1.500 prestaciones en el entorno familiar y de haber logrado ser valorados. De forma gráfica, Bolaños ha indicado que “se ha pasado de guardar los expedientes en cajones en la etapa de Cospedal a duplicar el número de valoraciones con García-Page.

En este sentido, José Manuel Bolaños ha destacado la apuesta del ejecutivo castellano-manchego por incluir a más de 2.100 mayores y dependientes de 90 municipios castellano-manchegos en el Programa de Autonomía Personal, se ha impulsado la Teleasistencia Avanzada y recuperado Programas “perdidos por los recortes”, puntualiza el mismo, como el de Termalismo Social y Terapéutico especialmente dirigido este último a los enfermos de Parkinson y Alzheimer.

Y precisamente, recuerda Bolaños, la semana ha finalizado con la publicación de una orden de la Consejería de Bienestar Social por la que se amplía el plazo para que la totalidad de auxiliares de Ayuda a Domicilio, el personal gerocultor de residencias de mayores y los cuidadores de centros residenciales de personas con discapacidad acrediten su cualificación.

El objetivo, explica el secretario de Organización del PSOE, “es que nuestros dependientes y mayores estén en las mejores manos y que la totalidad de las plantillas que se dedican a ellos cuenten con la certificación necesaria para el buen desarrollo de su trabajo”.

Y para concluir, el dirigente socialista lanza un mensaje al , y es que al igual que el está cumpliendo, “que haga los deberes porque el Sistema de Dependencia en nuestra Comunidad Autónoma depende también de él”.