El portavoz de en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, ha comparecido hoy en rueda de prensa para formular una denuncia avalada por los propios documentos del Diario Oficial de Castilla-La Mancha: “El no solo ha decidido recortar la prueba del talón que se les venía practicando a los recién nacidos durante los últimos 10 meses, sino que además ha mentido para justificar que recorta sin mirar en donde recorta”.

Mora ha entregado a los medios de comunicación las copias del Diario Oficial de Castilla-La Mancha que dejan muy claro que la decisión de aumentar de 3 a 17 las enfermedades raras en la realización del cribado neonatal no se correspondió con un programa experimental, ni con el hecho de un que un laboratorio proporcionara un kit gratuito para hacerlo, como ha dicho Cospedal y el consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, cuando algunos medios de comunicación informaron de que el Ejecutivo de Cospedal había decidido volver de 17 a 3 las enfermedades.

“El contrato se licitó en mayo y se adjudicó el 30 de junio de 2011 por un importe algo superior a los 84.000 euros. Es decir, que no era un kit gratuito. Era una decisión política concretada a través de la adjudicación de un contrato que se formalizó cuando ya gobernaba el PP”, decía Mora.

Es más, el portavoz socialista de Sanidad cifraba en “13.000 las pruebas de cribado neonatal expandido” que se han hecho durante los meses de gobierno de Cospedal en Castilla-La Mancha. “Aquí no miento yo, ni miente el Presidente del , ni mienten los medios de comunicación que informaron en su día de esta cuestión. Mienten los responsables de la gestión sanitaria de Castilla-La Mancha, que han recortado esta prestación sin mirar donde recortaban y que ahora quieren justificar esta decisión”, continuaba.

Mora llamaba la atención, además, sobre el coste de ampliar las pruebas y el supuesto ahorro que se consigue recortando lo que se ha estado haciendo durante el último año. “Desde que se puso en marcha el cribado neonatal expandido se han practicado 19.000 pruebas. Si el contrato se adjudicó en 84.000 euros, nos da que hacer la prueba a cada niño nos ha costado 4 euros. ¿La tranquilidad de los padres a los que se les dice que su hijo no tiene ninguna enfermedad rara no vale 4 euros? Si recortamos también en esto, mal vamos, muy mal vamos”, aseveraba.

Por todos estos motivos, el portavoz del PSOE de Sanidad avanzaba que el Grupo Socialista va a presentar una Proposición No de Ley en las Cortes de Castilla-La Mancha para exigir que la conocida como “prueba del talón” se mantenga como hasta ahora.