La Senadora del por la provincia de Ciudad Real, Carmen Mínguez, ha afirmado que el PSOE, con Pedro Sánchez, ha llegado al Gobierno con el objetivo de “volver a situar a España a la vanguardia del progreso social y de la igualdad entre hombres y mujeres”.

Y en base a ese objetivo, la Senadora socialista ha destacado la aplicación del Art. 10 de la Constitución española, defendiendo que entre las prioridades del Ejecutivo de Sánchez, esté la de avanzar en la mejora de la atención del cáncer infantil y otras enfermedades graves; “por su puesto desde el punto de vista sanitario mejorando los tratamientos, pero también desde el punto de vista social mejorando el acompañamiento a las familias para ofrecerles a los niños y niñas un mayor bienestar”, señala.

Las enfermedades infantiles, indica Carmen Mínguez, son una preocupación social, pues no solo afectan a los niños, sino a su entorno más cercano. El Partido Socialista, consciente de ello, -explica la Senadora- incluyó en su programa electoral la necesidad de elaborar un `Plan de atención al cáncer infantil y adolescente´; y a través de la Seguridad Social, “se viene haciendo un esfuerzo por proteger a los padres”.

Así, en 2019, la prestación para el cuidado de menores afectados por cáncer u otras enfermedades graves, cubrió a nivel nacional a un total de 3.782 madres y padres trabajadores, lo que supone un 18,5% más que en 2018. Y no es algo circunstancial, afirma Carmen Mínguez, sino que se debe “a la ampliación del catálogo de enfermedades graves por el que podemos acogernos a esta prestación; el cual fue ampliado para dar cobertura a otras patologías, en marzo de 2019 por el Gobierno socialista que preside Pedro Sánchez”.

Igualmente en la provincia de Ciudad Real, durante 2019 hubo 35 procesos abiertos, lo que también supone un 18% más de permisos que en el año anterior.

Como indica la parlamentaria socialista, “los cuidados de familiares dependientes o hijos a cargo no pueden suponer una penalización para las mujeres en sus puestos de trabajo” y por ello el PSOE “impulsará todas las políticas y recursos necesarios para desvincular la idea simbólica de que es la mujer la que se tiene que dedicar a este tipo de cuidados”.

Así mismo, -prosigue indicando Mínguez- se seguirá combinando la implantación progresiva de permisos parentales iguales e intransferibles, lo que desde el 1 de enero de 2020 ha supuesto que el permiso del segundo progenitor, por parto, sea de doce semanas, con cuatro de ellas obligatorias tras el parto, “la madre tiene dieciséis semanas, y vamos a combinar el proceso para que en 2021 esas dieciséis semanas las disfruten ambos”.

“Es avanzar en igualdad entre hombres y mujeres, y en que ambos asuman sus responsabilidades dentro de la unidad familiar”, asegura Carmen Mínguez, quien añade que prueba de la importancia que tiene esta prestación para el segundo progenitor, es que en la provincia de Ciudad Real, en 2019 se concedieron 3.933 prestaciones, siendo 1.612 para el primer progenitor, y 2.321 para el segundo, en su mayoría hombres.