La portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Pozuelo de Calatrava, , ha salido al frente de las acusaciones realizadas por el alcalde de Pozuelo, Julián Triguero, “al intentar culpar al PSOE de los 255.000 euros que van a tener que pagar los pozueleños por la mala gestión del PP”.

Así las cosas, el grupo socialista no entiende cómo Triguero “tiene la caradura de mentir e intentar engañar a los vecinos con este asunto”, cuando según los mismos, él sabe y es consciente de que esta sentencia se debe “a una mala actuación” de su tío, el anterior alcalde del PP, Domingo Triguero.

Afirman que fue el ex alcalde del Partido Popular el que inició la expropiación forzosa de los terrenos para el nuevo colegio, y le acusan de haber hecho por entonces oídos sordos a la buena disposición de la familia propietaria, que estaba dispuesta a llegar a un acuerdo.

Según los socialistas, de ahí viene la situación que ahora desencadena en el pago de esa cantidad monetaria, por sentencia judicial, por parte de las arcas municipales, e indican, en boca de Pilar Espadas, que “Julián Triguero miente porque todo Pozuelo Calatrava sabe quiénes son los verdaderos responsables de esta gestión”.

“Nos alegra que Julián Triguero presuma de las inversiones socialistas en Pozuelo”

En otro orden de cosas, los socialistas de Pozuelo de Calatrava valoran positivamente que Julián Triguero “presuma de las grandes obras que han podido hacerse en Pozuelo gracias a la inversión socialista”, como el Centro de Interpretación de agua volcánica La Inesperada´, o la Escuela InfantilDe Fábula´, realizadas con fondos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Diputación de Ciudad Real, que llevan invertido desde 2015 más de 2,4 millones de euros desde 2015.

Precisamente, critica el grupo socialista, es ese detalle inversor el que olvida Triguero “y sin el cual no podrían ser realidad estos proyectos”, como tampoco podría estar en funcionamiento, recuerdan los mismos, el campo de césped artificial de la localidad, en este caso una realidad, gracias al remanente de tesorería que dejó el tras su gobierno al frente del ayuntamiento de Pozuelo. A pesar de todo, y como afirma Pilar Espadas, “está muy bien que el alcalde se enorgullezca de lo bien que le va al municipio desde que las instituciones socialistas gobiernan la región, pero eso de arrogarse proyectos que no son suyos habla por sí solo de la persona que nos dirige”.