A preguntas de los periodistas durante una rueda de prensa para hacer balance de los primeros cien días de gobierno, la regidora ha afirmado que ha mantenido reuniones con los responsables de Ferrosolar, a los que ha pedido que hagan una tarea de “comunicación” a la ciudad.

En este sentido, Rodríguez ha reconocido que entiende la “preocupación” de los ciudadanos por el futuro de la empresa. En todo caso ha expresado su deseo de que Ferrosolar logre “enfocar el proyecto” para que sea una realidad.

El pasado mes de junio el Grupo Villar Mir anunció la venta de Ferroatlántica, matriz de Ferrosolar, al fondo TPG Sixth Street Partners por 170 millones de euros, según informó Ferroglobe, productor de silicio metal y ferroaleaciones participado al 55% por el grupo en el que se incluye este negocio.

La operación supone el traspaso de diez plantas hidroeléctricas con una potencia de generación de 167 megavatios y de la fábrica de ferroaleaciones Cee-Dumbría, activos todo ellos ubicados en .

La venta se enmarca en la política de desinversiones que la corporación empresarial de está llevando a cabo para recortar su deuda, incluida la de 119 millones que tiene con su constructora participada OHL.

A pesar de la transacción, Ferroatlántica seguirá vinculada a Ferroglobe toda vez que ambas han suscrito un acuerdo a largo plazo en virtud del cual la primera será receptora de los productos terminados de la segunda. Como contraprestación, Ferroglobe se compromete a aportar a Ferroatlántica materias primas “clave”.

Ferrosolar prevé crear en una primera fase 150 puestos de trabajo directos en Puertollano tras una inversión inicial de más de 70 millones de euros. El objetivo es la producción de silicio de calidad solar para placas fotovoltaicas mediante un innovador sistema de producción como alternativa al tradicional proceso químico de transformación para conseguir la pureza del silicio.