Así, entre los cambios más destacados se encuentran las nuevas competencias de la concejala en y , en Festejos y en Bienestar Social.

En rueda de prensa, Fernández ha puntualizado que esta decisión ha venido marcada por la necesidad de mantener una “política activa y positiva”, al tiempo que ha reconocido que los acontecimientos de un verano determinado por la negociación de la moción de censura entre PP, IU y Ciudadanos, han contribuido a la “reflexión”.

De este modo, el primer teniente de alcalde, , seguirá al frente de la portavocía, urbanismo, nuevas tecnologías y comunicación. También conservará sus funciones la edil Lidia Molina al frente de administración interna, Hacienda y personal, si bien será la encargada de desarrollar las políticas de transparencia.

abandona su responsabilidad al frente de la Policía Local, pero seguirá trabajando en promoción económica, empleo y turismo.

El primer cambio sustancial de funciones viene de la mano de Celia Villaverde, que se encargará a partir de ahora de Festejos. Además, proseguirá con su labor al frente del mercado, sanidad y consumo, y se dedicará a la coordinación de una nueva área, la de comercio local y hostelería.

Ana Belén Mazarro asume un cambio radical en sus competencias, ya que abandona Bienestar Social para estar al frente de la Policía Local como nueva interlocutora, “tender la mano al entendimiento” y restaurar la “imagen deteriorada” del cuerpo tras el enfrentamiento con el equipo de Gobierno en demanda de subida salarial.

Mazarro también adopta las competencias en Cultura. La edil que llevaba este apartado, Ana Muñoz, pasará a ocuparse de Bienestar Social, mayores, vivienda, participación ciudadana y atención al ciudadano.

Por su parte, el edil conserva sus atribuciones en deportes, Patronato Municipal, obras, servicios generales, cementerio y limpieza. Caballero deberá trabajar junto a , que prosigue en el área de medio ambiente y jardines, en un “plan de imagen de la ciudad” en el que la limpieza será la protagonista.

se encargará de igualdad, integración, discapacidad, mujer y cooperación internacional, mientras que ampliará sus competencias ya que, además de juventud e infancia, se encargará de las políticas de educación, en contacto directo con los centros y la .

Mayte Fernández, quien ha aclarado no hay cambios en las dedicaciones exclusivas, confía en que esta remodelación suponga una “revolución” en la gestión municipal y aporte una “nueva dirección” a las concejalías, “siempre con el afán de trabajar por los ciudadanos”.

RECTA FINAL

En este sentido, la regidora ha explicado que el nuevo equipo se ha marcado cinco ejes de gestión. El primero pasa por el cumplimiento de un programa de gobierno cuyas acciones, a juicio de Fernández, se han cumplido o están en desarrollo en un 80%.

eje de gestión será la mejora de los servicios básicos y del funcionamiento de la administración en su relación con los ciudadanos, con un especial énfasis en la limpieza. Como tercer criterio de gobierno Fernández se plantea la promoción empresarial, el apoyo al comercio local y hostelería y la captación de nuevos inversores en colaboración con las instituciones.

Los dos últimos ejes de gestión atañen a las políticas sociales, integración, empleo e igualdad, y a la dinamización de la vida social y cultural de la localidad para reivindicar la “marca Puertollano”.

OTRAS MEDIDAS

Durante su comparecencia, la alcaldesa de Puertollano ha avanzado las “prioridades” de su equipo de Gobierno para afrontar la recta final de la legislatura. Proyectos relacionados con la remodelación de la zona azul, el centro de raquetas La Mina, la Dehesa Boyal y la protagonizarán, según la regidora, la acción en los próximos meses.

Así, Fernández ha explicado que la gestión municipal vendrá condicionada por los trabajos para aprobar las nuevas ordenanzas municipales y el presupuesto del ejercicio 2018, pero también por la revisión del servicio de parking y zona azul.

Sobre este particular ha avanzado que una comisión técnica estudiará el estado de las infraestructuras y las necesidades de aparcamiento para diseñar un nuevo plan que determine la fase de contratación con una nueva empresa. Sobre la zona azul ha añadido que se podrían modificar las plazas de aparcamiento y el propio diseño.

También deberá definirse la recuperación de la antigua como , un proyecto en el que estarán implicados también el Gobierno regional y la Diputación de Ciudad Real, y que será objeto de análisis en la próxima reunión de la Mesa Institucional de Coordinación creada este verano.

Asimismo, el consistorio deberá tomar decisiones sobre el modelo de gestión del centro de raquetas La Mina y de las escuelas deportivas. También estarán en la agenda la Dehesa Boyal y la recuperación de sus instalaciones, como el restaurante y el camping, así como la puesta en marcha de la segunda fase del proyecto Clime de ahorro energético en instalaciones municipales.

A escala política, serán cuestiones clave la reivindicación del trazado sur de la autovía A-43 a su paso por Puertollano —para lo cual ya se han solicitado reuniones con los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados— y el seguimiento del proyecto del nuevo hospital con el afán de que puedan iniciarse las obras antes del fin de legislatura.

PROYECTO AURINKA SIGUE ADELANTE

Por otra parte, y a preguntas de los periodistas, Fernández, ha asegurado que “no hay ni un solo dato” que indique que el proyecto de instalación de la planta de Aurinka para la fabricación de silicio “se pueda truncar”, y ha pedido a los ciudadanos que no les “pueda la ansiedad”.

En este sentido ha puntualizado que el Gobierno municipal “no puede marcar” los tiempos, los problemas ni las gestiones de la empresa privada, pero ha subrayado que está “autorizada” para afirmar que el proyecto sigue adelante, con el apoyo y acompañamiento “continuo” de la administración municipal.