La concejal de Acción Social y Cooperación, , ha reconocido que es importante trabajar en esta línea de sensibilización “y acercar a los vecinos y vecinas de Ciudad Real la situación que atraviesan esas personas y que intentemos empatizar, aunque sea un momento, con esta persona, con esa familia que tiene que dejarlo todo, abandonar sus hogares y que tienen que empezar una nueva vida en otro lugar”. “Es algo que nadie hace por voluntad propia, sino por las circunstancias: guerras, muerte, persecución. O se marchan o sus vidas corren peligro”, ha añadido, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

, de , ha afirmado que en la actualidad “hay más de 70 millones de personas que viven fuera de sus países por guerras, conflictos, persecuciones políticas, pertenencia a grupos étnicos, a confesiones religiosas o por su orientación sexual” y ha lamentado que “se siguen vulnerando muchos derechos y las guerras y los conflictos siguen hoy en vigor, con miles de personas desplazadas, y muchas de estas personas que huyen para salvar su vida ven cómo se les impide llegar a Europa a través de medias como vallas o concertinas que lo único que hacen es incrementar el sufrimiento y la muerte”.

Para concienciar sobre esta situación, según ha detallado , en la terraza del se instalará un punto de información de Accem acerca de la conmemoración y las actividades que se van a realizan. En el interior habrá dos exposiciones, una de Cruz Roja llamada ‘Camino a la Esperanza’ y otra de MPDL sobre refugiados sirios con discapacidad en Jordania. Además, se proyectará el documental ‘Soy refugio’ de Cepaim y también Cruz Roja desarrollará la actividad ‘La maleta que más pesa’.

Además, habrá un recital de bienvenida con música tradicional ucraniana y el acto de poesía colectiva ‘En tus ojos he visto’, de la mano de Cepaim, así como una danza a cargo de Gensel. También habrá mimo y una actuación llamada ‘Los refugiados de la risa’, a cargo de Los Manchayasos.

Por su parte, en los Jardines del Prado se sucederán los juegos infantiles con un paracaídas, la elaboración de un mandala colectivo, cuentos, narración oral con temas de integración y, finalmente, se dará lectura al manifiesto, que será leído por tres personas inmigrantes, una de Ucrania, otra de África y otra de Latinoamérica.

En la actualidad 240 personas de hasta 15 nacionalidades conviven en Ciudad Real en calidad de refugiados y su perfil es “muy variado”.