Para ello se pondrá en marcha una nueva instalación basada en la tecnología ‘Actiflo’, un proceso de alto rendimiento de depuración de aguas “muy especializado y puntero en el sector petroquímico”, puntualiza la empresa.

El proyecto de implantación consiste en la instalación de un sistema a través del cual el agua entrará en contacto con microarena que favorecerá por decantación una eliminación más profunda de los restos sólidos que contengan las aguas tras su uso industrial. Este nuevo tratamiento tiene una capacidad de 1.200 metros cúbicos por hora y formará parte del proceso denominado terciario, es decir, la última fase de tratamiento de las aguas.

El proceso Actiflo, desarrollado por Veolia Water Technologies, cuenta en la actualidad con más de 1.000 referencias repartidas por todo el mundo. “Es un sistema robusto y muy eficaz que garantiza un agua tratada de excelente calidad incluso ante variaciones en la calidad del agua de entrada”, subraya Repsol.

MÁS CALIDAD DEL AGUA DEL RÍO OJAILÉN

Según la compañía, esta nueva tecnología podría estar funcionando a finales de este año y permitirá aumentar la cantidad de agua de calidad que puede ser reutilizada y recirculada para uso industrial, “lo que supondrá un importante ahorro en el consumo de agua del complejo industrial, aumentando la eficiencia en el uso de los recursos”. Además, “redundará en una mejor calidad de las aguas que se aportan al cauce del río Ojailén”.

Repsol puntualiza que esta inversión está incluida en el plan de mejora de calidad de las aguas tras su uso industrial en Puertollano. “Mejorar la gestión del agua, promoviendo un uso responsable de este recurso, es uno de los compromisos del Plan de Sostenibilidad 2018 del complejo industrial de Puertollano”, asevera la empresa.

“Este centro es puntero en el tratamiento de las aguas ya que al ser una refinería de interior, única en España, cuenta con un sistema de depuración con unos estándares de calidad muy altos y que cumplen un objetivo prioritario, garantizar la calidad de la vida natural del río Ojailén”, concluye.