Así lo ha desvelado en declaraciones a el abogado del tercero de los detenidos por esta muerte —ahora en libertad pero con medidas cautelares—, quien ha añadido que en estos momentos se está a la espera de conocer los resultados de pruebas de ADN practicadas tras las detenciones.

Por el momento, los acusados han negado haber utilizado las pinzas para golpear al joven, aunque los testigos presenciales han confirmado que esta persona sí que las llevaba en la mano cuando sucedieron los hechos.