La consejera de Bienestar Social, , y el alcalde de Manzanares, , han rubricado este miércoles este convenio de colaboración en un acto celebrado en el Ayuntamiento del municipio, al que también han acudido la delegada de la Junta en Ciudad Real, , y la directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El objetivo de la colaboración entre ambas administraciones es acometer las obras para la ampliación del centro, que pasará de 48 a 96 plazas residenciales, y el proyecto arquitectónico se desarrollará en línea con los nuevos modelos asistenciales centrados en la persona por los que apuesta el Gobierno castellano-manchego.

“Es un honor poder trabajar por el bienestar, poder dar esta importante noticia que va a permitir que la residencia de Manzanares duplique las plazas residenciales hasta casi un centenar y duplique también las de centro de día hasta 40”, ha expuesto la consejera de Bienestar Social.

Para Sánchez, con la ampliación del centro residencial se cumplen dos objetivos, por una parte atender a los mayores y, por otra, “crear empleo, crecer y construir un nuevo modelo”.

En concreto, ha señalado que se sumarán 25 nuevos puestos de trabajo a los 50 existentes y ha añadido que “está claro que se necesita más personal de atención directa, más personal de mantenimiento y más personal de servicios generales”.

“Calculamos que esta residencia podrá crear en torno a 25 puestos de trabajo cuando ya esté funcionando la ampliación, cuando pueda ser gestionado por las Administración regional”, ha afirmado.

La ampliación de la residencia se realizará en una parcela de más de 11.000 metros cuadrados propiedad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Desde la Junta han recordado que Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma con mayor cobertura residencial para personas mayores al contar con 6,98 plazas por cada 100 mayores de 65 años, “muy por encima de la media nacional, que se sitúa en 4,30”.