La recepción, que se ha desarrollado en un ambiente “cercano y cordial”, ha comenzado a las 11.45 horas, y en ella han participado 47 alumnos de esta EFA, junto con padres, profesores y representantes de empresas colaboradoras del centro con las que tienen acuerdos, según ha informado en nota de prensa el Ayuntamiento de Manzanares.

Durante este encuentro, el Rey ha demostrado conocer “muy bien” la labor de las EFA, su amplia red y su labor en pro de la enseñanza y la formación profesional de calidad, según ha comentado el director de la EFA Moratalaza, Fran Muela, quien ha indicado que el también “ha elogiado y destacado la importancia de este centro educativo en el presente y el futuro”.

Asimismo, Muela ha destacado que el Rey se ha interesado y charlado con los alumnos del centro que le han visitado y quienes le han podido hacer preguntas sobre su trabajo institucional, e incluso de su vida privada, interesándose por si podía conciliar su trabajo con su familia, a lo que el Rey ha dicho que “sí y que la Reina le ayuda en ese sentido mucho”.

Los alumnos le han preguntado también al Rey por cuáles han sido sus días más felices, respondiéndoles que su boda con la reina y el nacimiento de sus dos hijas.

En la recepción de este jueves, que ha dejado un “grato recuerdo” en todos los visitantes, han participado el director general de EFAS de Castilla-La Mancha y Madrid, y Antonio Tuñón, respectivamente; la presidenta del AMPA, María Antonia Montalvo y el presidente de la asociación ‘EFA Moratalaz’, .

Además de la directora de -R y Peinado en Manzanares, Micaela Rodríguez; el presidente de la red de factorías de software de en España, ; el gerente de la empresa de carrozados Marzasa, y el director general de la , .

El proyecto de las EFAS ha ido creciendo hasta contar en la actualidad con 24 centros en España, cinco de ellos en Castilla-La Mancha, más de 400 profesionales y más de 4.000 alumnos formados anualmente en enseñanzas regladas y otros tantos en enseñanzas no regladas.

Desde hace cincuenta años, más de 15.000 alumnos y sus familias han pasado por las EFA, escuelas que basan su actuación en la educación personalizada, una pedagogía propia en Formación Profesional y una amplia participación social.