En este evento, al que también han asistido el presidente provincial del , , y varios diputados provinciales, ha defendido a los pueblos más pequeños y la necesidad de mantener las diputaciones “para que se puedan prestar los servicios esenciales y así, garantizar la igualdad de todos los ciudadanos”, ha informado el en nota de prensa.

Rosa Romero ha destacado el papel protagonista de los pueblos en regiones como Castilla-La Mancha y Ciudad Real, “donde la agricultura es un sector clave de nuestra economía”. Por eso, ha lamentado que haya otras formaciones, como Ciudadanos, que quieren acabar con los municipios de menor tamaño, lo que supone acabar con “nuestra identidad”.

Durante el acto, Romero ha recordado los orígenes de Llanos del Caudillo y cómo comenzó a ser lo que hoy es con un decreto del con fecha 6 de julio de 1956 al constituirse como Entidad local menor, construido por el en el término municipal de Manzanares.

Rosa Romero ha destacado que, posteriormente, en 1999, se independizó de Manzanares, y hoy, Llanos del Caudillo cuenta con 730 habitantes y ha sido capaz de “mantener su cohesión y crecer hasta hacer que Llanos del Caudillo sea un pueblo admirable y admirado en su gente, en sus costumbres y tradiciones, en su trabajo y en su cultura”.

La vicepresidenta cuarta del Congreso de los Diputados ha elogiado el “espíritu emprendedor de varios jóvenes del municipio que están comercializando sus propios productos agrícola pero también ha puesto el acento en los mayores del municipio, para los que ha tenido palabras de reconocimiento”.

Así, Romero ha participado en el homenaje a Agustín Díaz Ponce, trabajador del durante más de 30 años y a los vecinos de Llanos que cumplieron 65 años durante 2015.

“EL TEATRO”

A preguntas de los periodistas, Rosa Romero se ha referido a la situación política a nivel nacional y ha asegurado que el PSOE, Ciudadanos y Podemos han sometido al país “a un teatro, jugando con los intereses de todos los españoles y con nuestro futuro”.

Estamos, según ha manifestado, en una situación “muy complicada” tras cuatro meses sin Gobierno. Considera que no es el momento de “numeritos” sino de trabajar “con mantener la senda de crecimiento económico que inició el PP y por seguir creando empleo, que es lo que de verdad preocupa a los ciudadanos”.

En su opinión, solo existe “la opción de que gobierne el PP, el partido que ha ganado las elecciones, con el apoyo del PSOE; o que pacte con los perdedores, radicales e independentistas que quieren romper España”.