, concejal del del Ayuntamiento de Ciudad Real, ha asegurado que “es toda una experta en incumplimientos”.

En rueda de prensa, ha afirmado que “Zamora incumple su programa electoral, su acuerdo de investidura con Ganemos y sus propias palabras y la delimitación y medidas del barrio del Torreón como Zona Especialmente Saturada (ZAS) es la prueba más palpable de ello”. Así, ha asegurado que los propios vecinos del Torreón han presentado hace unos días un escrito dirigido a los grupos municipales denunciando “cansancio y hartazgo del silencio como respuesta” por parte de la alcaldesa que tanto habla de transparencia y participación.

Al hilo de esta cuestión, Roncero ha recordado que, en enero de 2017, Zamora aprobó en solitario, con sus socios de Ganemos, la delimitación de la zona ZAS, un proceso que afecta a más de 5.000 vecinos residentes en el barrio del Torreón a los que no se les tuvo en cuenta para traer esta declaración a Pleno. En febrero y marzo de 2017, el Grupo Popular llevó varias propuestas al Pleno para solucionar la problemática de esa zona, propuestas consensuadas con los vecinos que fueron rechazadas por Zamora, los concejales de Gobierno y Ganemos. El plazo de alegaciones concluyó el 30 de marzo y, transcurridos tres meses, nada se sabe de la resolución de alegaciones, no se ha celebrado ninguna reunión con los afectados y los problemas en ese barrio aumentan día a día porque la prórroga de zona ZAS que impuso Zamora acabó en diciembre de 2016.

En otro orden de cosas, Roncero ha informado sobre las mociones que el Grupo Popular va a presentar en el próximo Pleno. La primera de ellas, solicita que el Ayuntamiento de Ciudad Real programe, junto con la , un acto de recuerdo y homenaje. En este sentido, ha recordado que la fundación remitió un escrito al Ayuntamiento hace un mes pidiendo colaboración y que aún no han respondido.

La segunda propuesta tiene que ver con Educación y es que “desde que García-Page es presidente de Castilla-La Mancha y Zamora es alcaldesa de Ciudad Real, ambos sin ganar las elecciones, son dos los colegios que se han cerrado en la capital, el y el Ciudad Jardín”. Roncero ha lamentado que Zamora calle ante esta situación y que tenga la osadía de hablar de la capital como ciudad educadora”. Según ha subrayado, “cada año, Page cierra un colegio en la capital, con la aquiescencia y el silencio cómplice de Zamora”. Por eso, el Grupo Popular solicita al Pleno del Ayuntamiento, que además de mostrar su oposición al cierre de colegios en Ciudad Real, se cree una mesa de trabajo de ámbito municipal que recabe toda la información sobre los colegios afectados, de forma que se pueda evaluar su situación de cara a garantizar su continuidad.

Con la tercera propuesta, el Grupo Popular plantea al equipo de Gobierno que ponga en funcionamiento un Plan de Limpieza de Fachadas, que elimine las pintadas que existen en mobiliario y edificios públicos, que establezca un plan de actuación y prevención, que se realice una campaña de concienciación y que se apueste por el grafitti como sistema de rehabilitación de espacios públicos.