Así lo ha puesto de manifiesto este miércoles la nueva directora durante un encuentro de presentación con los medios en el que ha subrayado que la compañía “continuará construyendo el futuro del complejo en Puertollano con la mejora continua en eficiencia y la adecuación al mercado con productos y servicios diferenciados”.

El relevo se hará efectivo tras la parada de Destilación y Conversión, que entra ya en su fase final. Rosa Juárez, licenciada en Ciencias Químicas con especialidad en Ingeniería, ocupaba hasta ahora la dirección de Desarrollo Tecnológico e Innovación de Refino, y recogerá el testigo de manos de José Luque, director del centro puertollanense desde 2013. Juaréz se convierte así en la primera mujer que asume la dirección de la factoría.

Rosa Juárez afronta esta nueva etapa con “optimismo” ya que, ha asegurado “durante estos años se ha asentado una base muy sólida sobre la que el complejo industrial se prepara para afrontar el futuro”. A su juicio, para conseguir esos objetivos “es fundamental garantizar la seguridad de todas las personas que entran en el complejo”, por lo que “seguirá siendo un aspecto primordial de la agenda diaria”.

Según Juárez, en esta materia se ha trabajado “de manera muy eficaz reduciendo los índices de frecuencia y potenciando la formación tanto de personal propio como contratista”.

De la misma manera el medio ambiente y la eficiencia energética seguirán siendo una “preocupación constante” para la dirección del complejo de Repsol. “Seguiremos trabajando en la implantación de las mejores tecnologías disponibles no solo para garantizar que cumplimos con la legislación vigente en materia medioambiental sino para lograr minimizar nuestro impacto en el entorno”, ha recalcado.

En todo caso uno de los “proyectos clave” en los próximos años será la digitalización. Así, Rosa Juárez ha apuntado que “la aplicación de las nuevas tecnologías al ámbito industrial será una palanca para la mejora de los procesos de trabajo, para la fiabilidad y seguridad”.

LUQUE, DIRECTOR DURANTE CINCO AÑOS

Por su parte, José Luque ha indicado que deja la dirección del complejo industrial de Puertollano tras cinco años de “trabajo intenso” en los que se han alcanzado “importantes logros”. “Durante este periodo en Puertollano se han dado pasos muy importantes que han supuesto, por ejemplo, redefinir el negocio químico apostando por un plan de diferenciación que suponía un verdadero revulsivo porque era algo totalmente diferente a lo que estábamos acostumbrados a hacer”, ha subrayado.

Este plan, ha comentado Luque, “surgió de la necesidad de hacer cosas diferentes en un momento en el que la química en el mundo estaba en plena crisis; en Puertollano la dificultad se convirtió en oportunidad y se apostó por la innovación dando un paso hacia delante”.

Luque, licenciado en Ciencias Químicas, pasará a desarrollar en la sede central de la compañía nuevas responsabilidades como director de Innovación y Digitalización dentro de la dirección ejecutiva de Refino, uno de los grandes retos de Repsol en los próximos años.