La alcaldesa de Ciudad Real ha querido supervisar y comprobar in situ el estudio que el Ayuntamiento está realizando desde noviembre del arbolado en plazas y lugares más céntricos y con más tránsito de Ciudad Real, los parques del Pilar y Gasset, Plaza del Pilar y Jardines del Prado que cuentan exactamente con 1.200 árboles.

Como decía , Ciudad Real tiene una joya, que son las zonas verdes y el numeroso arbolado en el viario público, 28.000 especies, que sin duda alguna aportan calidad de vida a los ciudadanos, pero que también como seres vivos que son, necesitan actuaciones de mantenimiento y conservación, y tienen además una complicación añadida con su longevidad que genera una serie de problemas añadidos .

Por estos motivos, el Ayuntamiento aprobó hace unos días la realización de un Plan de Gestión de Riesgo del Arbolado urbano, que consiste en un diagnóstico pormenorizado, árbol por árbol, en distintas fases. Hasta la fecha, y desde que comenzó el estudio a principios de noviembre, se ha hecho de forma visual por los técnicos, y ahora se está realizando la segunda fase, un estudio tomográfico con un aparato que radiografía los árboles. La tercera y última fase consistirá en la elaboración de conclusiones y propuestas concretas de actuación.

Además, paralelamente se está realizando también otro estudio profundo por parte de los técnicos de los arbolados que se encuentran en centros escolares o en sus proximidades.

La primer edil destacaba que con este estudio se obtendrá una ficha completa de cada árbol para ver las actuaciones necesarias a acometer, y calificaba de necesario el mismo porque a través de él y teniendo en cuenta que la mayoría de los árboles a estudiar son centenarios se puede garantizar la seguridad de los viandantes.

Rosa Romero resaltaba igualmente que en también se está haciendo este estudio, que en Ciudad Real estará concluido a principios de enero de 2015.