Esta nueva medida, enfocada a la clase media, pretende abarcar todo el abanico de núcleos familiares que hasta el momento no se veían beneficiados de becas.

A través de la ordenanza municipal de derechos económicos que dirige Servicios Sociales, otra de las novedades que se llevarán a cabo este año es la garantía, dependiendo de los ingresos familiares, de cubrir desde el 25 hasta el 100% el coste de los libros de texto, que se complementa con la mejora de las condiciones de las becas por parte del Gobierno regional.

A este respecto, Mariano Cuartero ha indicado que “será difícil que alguna familia comience el curso escolar sin los libros de texto”.

La primera de las medidas que ya se han puesto en marcha es el envío de cartas informativas a los centros escolares para que el alumnado lo ponga en conocimiento de sus familias.

El proceso que se llevará a cabo comenzará el 26 de junio hasta el 5 julio cuando se recogerán los libros de las familias interesadas a los que se les entregará un cheque con el que podrán acudir entre el 12 al 19 de julio a la Concejalía de Educación para poder “cambiarlo por los libros que necesiten ese año”, ha señalado Cuartero.

En caso de no haber depositado los libros en estas fechas por haber suspendido alguna asignatura, el Ayuntamiento abrirá un nuevo periodo de recogida del 4 al 7 de septiembre con la posibilidad de recibir los nuevos libros entre el 13 al 15 de septiembre.

En caso de que las familias no hayan podido entregar ningún libro, del 18 al 22 de septiembre se pondrá a su disposición el material en stock. Esta iniciativa abarca todas las etapas educativas, ya que a pesar de que en Educación Infantil no se haga uso de libros de texto, el Ayuntamiento se hará cargo de facilitar el material fungible que se vaya a utilizar durante el curso.

Este primer año se cuenta con “la generosidad de las familias”, en palabras del concejal, ya que los libros se cederán en calidad de préstamo.