Las Lagunas del Lince y Las Pardillas van a ser los primeros lugares donde se pongan en marcha las acciones de voluntariado previstas en el seguimiento ambiental del Proyecto Doñana, según informa un comunicado de SEO/BirdLife.

Las de las Pardillas y del Lince, en (Huelva); la laguna de San Lázaro, en (Ciudad Real); y la de la Rianzuela en la Reserva Natural de la Dehesa de Abajo, en la del Río (Sevilla), son los cuatro humedales restaurados, “buscando una mejora de su funcionalidad hídrica y ecológica, favoreciendo a su vez su uso público”.

A lo largo de 2019, los técnicos de SEO/BirdLife realizarán el seguimiento de cada una de las lagunas. En lo referente a la fauna, se realiza el censo de la comunidad avifaunística. Además, se tomarán datos sobre otros grupos de vertebrados asociados a las lagunas (tanto acuáticos como terrestres) y la presencia e identificación de fauna invertebrada acuática. Los datos obtenidos del seguimiento ambiental “serán de gran utilidad” para el conocimiento y puesta en valor de los valores ambientales de los humedales objeto de estudio.

El objetivo del seguimiento ambiental del Proyecto Doñana pretende conseguir datos científicos relativos a las mejoras ambientales que se hayan producido como consecuencia de las restauraciones llevadas a cabo.

Además, contempla la implicación de la población local de los municipios de Hinojos, Villamanrique de la Condesa y La Puebla del Río, a través de un programa de voluntariado ambiental para promover el conocimiento de los valores naturales asociados a estos cuatro humedales.

“La restauración y mantenimiento de las lagunas del Proyecto Doñana supone una excelente oportunidad de recuperar y aumentar la diversidad de especies, tanto de fauna como de flora”, declara el representante de la Oficina Técnica de SEO/BirdLife en Doñana, , y añade que: “la oportunidad de medir y verificar las acciones que se van a desarrollar, permitirá conocer su efectividad y la posible reproducibilidad en otras lagunas”.

El programa de voluntariado ambiental, que se llevará a cabo con la población local, consistirá en varias actividades. Se va a hacer colocación de cajas nido para aves insectívoras en cada una de las lagunas, favoreciendo así la reproducción de aves forestales, así como el posterior seguimiento de las mismas; se van a desarrollar jornadas de limpieza de basuraleza y varias jornadas de eliminación de vegetación exótica en abril. Igualmente, está prevista la realización de un taller de pintura de naturaleza.

Además, se va a llevar a cabo una jornada de voluntariado corporativo dirigido a trabajadores de Heineken para que conozcan de primera mano el proyecto y los beneficios derivados del mismo.