La consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, , ha subrayado “el magnífico estado sanitario de los cultivos de la región, que permite que nuestros productos agroalimentarios gocen de una calidad envidiable, gracias al buen trabajo que se realiza en el control, prevención y seguimiento de las plagas”.

Así lo ha señalado esta mañana antes de asistir a la inauguración de la Conferencia Internacional sobre la Yesca de la Vid, en (Ciudad Real), en la que se dan cita expertos de varios países para abordar los avances en métodos de lucha contra este hongo que ataca al viñedo.

Soriano ha explicado que Castilla-La Mancha cuenta con un importante sistema de detección y control de plagas, que se centraliza en la Estación Regional de Avisos Agrícolas, ubicada desde 1987 en el Centro agrario El Chaparrillo, en Ciudad Real, que recibe información sobre población de plagas de otras 8 Estaciones de Seguimiento y de las Asociaciones de Sanidad Vegetal de toda la región.

En este mismo sentido, ha indicado que la Estación controla de forma continua más de una veintena de plagas que afectan fundamentalmente al olivar, la vid y los cereales, pero también se mantiene alerta sobre otras plagas que puedan surgir e informa a los agricultores a través de unos 10 ó 12 boletines de avisos que envía al año.

Estos boletines llegan a más de 2.500 asociaciones, cooperativas y agricultores, y ofrecen información sobre el seguimiento y control de plagas, el manejo de herbicidas, las prácticas de cultivo recomendadas o las recomendaciones de tratamiento según el Reglamento de Gestión Integrada de Plagas Agrícolas de la UE.

Desde la Estación de Avisos se atienden consultas presenciales, telefónicas y por correo electrónico de los agricultores y asociaciones del sector, y se ofrecen 6 cursos al año de manipulador de productos fitosanitarios para cualificar a los alumnos y enseñarles a tratar las plagas.

También se lleva a cabo una estrecha colaboración con el y otras comunidades autónomas para compartir información y elaborar las Guías de Gestión Integrada de Plagas del Olivar y la Viña, que en su última edición han coordinado técnicos de la Estación de Avisos del Chaparrillo en la parte referida al viñedo.

Principales plagas

La titular de Agricultura ha expuesto que las plagas que requieren un mayor control en Castilla-La Mancha son la mosca del olivo -especialmente de agosto a noviembre-, el mildiu y el oidio, estos dos últimos relativos a la vid, cultivo en el que también se presta especial atención a la polilla y a la castañeta.

Sobre la yesca, ha indicado que “es un problema creciente tanto en España como en otros países, porque es un hongo que todavía no cuenta con ningún producto que le ataque, tan solo se puede prevenir y sin una garantía total”, por lo que ha aplaudido la celebración de la Conferencia Internacional para avanzar en su investigación y control.