Según ha informado el Teatro de la Sensación en nota de prensa, la pieza “gira en torno a la pregunta de qué posibilidad tenemos de construir un futuro mientras vivimos amargados”, asegurando que “nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz”.

El texto ha sido escrito por y y es la cuarta obra teatral que afrontan en común, tras ‘La mudanza’, ‘Háztelo mirar’ y ‘Salud, suerte y ánimo’. En las obras de esta pareja “destacan algunos elementos que se repiten, como el reflejo de la sociedad actual, la frontalidad en la exposición de los temas, la frescura del diálogo y un optimismo que prevalece siempre y atraviesa dramas profundos”.

Además, sus textos “son creados desde una óptica de acción”, por lo que “son creaciones para poner en escena inmediatamente, que resultan especialmente vivas y activas a la vez que una apuesta honesta y convencida por el teatro de texto”.