El tenis de mesa cobra cada vez más relevancia en Alcázar de San Juan y cada vez son más los niños y niñas que se acercan a este deporte. Así, durante la pasada semana, el pabellón Vicente Paniagua acogió un campus de verano de iniciación que sirvió para que los jugadores más nóveles perfeccionaran sus movimientos y para abrir la escuela a aquellos que sienten curiosidad por su práctica.

En la clausura del campus, José María Bobo, director del club y de la escuela de tenis de mesa de Alcázar, agradeció al Ayuntamiento la cesión de un espacio en el pabellón Vicente Paniagua que está permitiendo ampliar la escuela y el campus, así como el nivel de las competiciones. Prueba de ello es que la próxima temporada Alcázar tendrá un equipo de tenis de mesa femenino jugando en primera nacional. “Gracias a estas instalaciones, perfectamente adecuadas para ello, podremos competir en primera con las chicas”. El equipo será el único de la provincia y el segundo de Castilla La Mancha; además de ser el primer equipo íntegramente femenino que prepara la escuela, ya que hasta ahora las chicas competían en equipos mixtos.

La alcaldesa, y el concejal de Deportes, , que se acercaron a clausurar el campus, se alegraron de la noticia “porque el empeño de nuestro equipo de Gobierno es apoyar al deporte base y así lo hicimos con la apertura de las instalaciones del pabellón Vicente Paniagua el pasado 4 de noviembre. Nos alegra que esa decisión esté dando sus frutos y nuestros jóvenes deportistas no sólo dispongan de un sitio mejor para sus entrenamientos, sino para seguir avanzando y consiguiendo logros como este”.