Asimismo, la iniciativa que ha expuesto el diputado regional de Podemos plantea colaborar en la formación de un grupo de trabajo integrado por fuerzas políticas y expertos en la materia para que se impida la realización de este proyecto.

En una nota de prensa, la Plataforma se ha reafirmado en la necesidad de “dar carpetazo cuanto antes” a los proyectos de la empresa Minería en la provincia de Ciudad Real, y ha señalado que “la literatura científica existente sobre esta tarea extractiva desmiente las afirmaciones de la empresa al respeto al apuntar que esta actividad supone un peligro demostrado para la salud humana y el medio ambiente”.

Precisamente, ha puesto en valor los estudios internacionales dados a conocer por la propia Plataforma durante el mes de enero, los cuales parten “de un contexto de análisis general sobre la minería de tierras raras, no específico como pretende hacer ver Quantum, y que sí pueden equipararse a las actividades previstas por la empresa”.

En este sentido, se ha referido al el informe de la del Medio Ambiente (EPA), desarrollado en colaboración con el Laboratorio Nacional de Investigación de Gestión de Riesgos de los , y la investigación científica sobre la minería de la monacita llevada a cabo por un equipo liderado por el toxicólogo Boris Katsnelson.

Según la Plataforma, estos estudios reconocen que esta actividad extractiva es “perjudicial para los trabajadores del sitio y los residentes cercanos por inhalación, ingestión o contacto dérmico con polvo contaminado procedentes de la actividad minera”.

Este polvo, ha explicado ‘Sí a la tierra viva’, puede ser considerado como “un irritante, un tóxico o un carcinógeno” debido a la presencia, en distinta proporción, de elementos radioactivos como el torio y el uranio en el particulado.