Los tres individuos se toparon con el control de la Policía Nacional cuando circulaban con el vehículo cargado de plantas de cannabis, por lo que intentaron saltarse el control, dándose a la fuga e intentado atropellar a dos agentes, según ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

Los vehículos policiales iniciaron la persecución del vehículo activando las luces de emergencia y la sirena, si bien no hicieron caso a las indicaciones e incrementaron la velocidad, con el consiguiente peligro para los otros conductores y ciudadanos.

Los presuntos autores fueron finalmente detenidos, tras colisionar contra el vehículo policial que les perseguía, no teniendo que lamentar daños personales.

En el interior del vehículo se intervinieron 200 plantas de marihuana en estado inicial de crecimiento, cinco lámparas fluorescentes, un extractor de aire y otros efectos utilizados para el cultivo de plantas ilegales.

En las pruebas de detección de consumo de drogas, el conductor dio positivo en el consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, concretamente en anfetaminas y marihuana. A los arrestados se les imputa la comisión de un delito contra la salud pública, otro contra la seguridad vial, y un tercero de atentado contra los agentes de la autoridad.