La resolución del , de 16 de mayo de 2019, da así luz verde a la firma del contrato con la empresa adjudicataria Berna 10, , si bien puede ser recurrida ante el en el plazo de dos meses.

En la resolución, consultada por Europa Press, el tribunal considera que la valoración y motivación realizada por el órgano de contratación es “congruente y razonable, sin que el recurrente desvirtúe su presunción de acierto y objetividad”.

Así, y atendiendo a las razones por las que la empresa recurrente se alzó contra el acuerdo de exclusión, el Tribunal Administrativo considera que la valoración realizada por el órgano técnico en cuanto a la metodología para la elaboración del plan funcional es “suficiente y adecuada” y permite conocer los motivos de la valoración, “ajustándose plenamente a los criterios establecidos en el pliego”. Además, estima que las alegaciones del recurrente “no desvirtúan la presunción de acierto del informe, ni ofrecen ningún argumento por el cual mereciera haber obtenido una calificación superior”.

En el mismo sentido se pronuncia el Tribunal Administrativo en cuanto a la valoración realizada por la mesa de contratación en los criterios referentes a metodología para la redacción del proyecto y memoria técnica. Así, considera que en ambos casos la valoración es “suficiente y coherente” sin que exista error manifiesto o arbitrariedad en el órgano de contratación respecto a los criterios exigidos por el pliego y sin que el recurrente rebata los argumentos concretos esgrimidos por el órgano.

El nuevo centro hospitalario de Puertollano se levantará en unos terrenos que se encuentran en la misma parcela en la que se ubica el actual, un espacio libre, que carece de uso, con una superficie de casi 40.000 metros cuadrados.

El adjudicó el pasado mes de diciembre a la empresa Berna 10, Asesores Consultores SL el desarrollo del plan funcional y la redacción del proyecto de ejecución de las obras de construcción del nuevo por un importe de 1,2 millones de euros.